Esto también pasará…

5

Hace tres meses escuchaba tanto esta frase, que en mi interior la odiaba, no hubo persona que quisiera consolarme, que no la repitiera; y yo con el afán de hacerme fuerte les daba la razón, pero en mi mente me repetía: –¿Cómo chingados va a dejar de doler algo que me está matando?

Recibí infinidad de mensajes de aliento, desde la gente que no creía que esto hubiese terminado; pasando por los que decían que ya lo veían venir y los menos que me decían que me había tardado tanto en tomar la «decisión» (que realmente yo no tomé y que estoy segura que jamás hubiera tomado, ya que me habían educado para que el matrimonio fuese «para siempre» )

Esa noche dormí tranquila, esperando que sólo hubiera sido algo temporal, con el correr de los días me di cuenta que la cosa fue en serio; y conforme pasaba el tiempo, mi desesperación aumentaba, lo mismo que mi enojo y mi dolor.

Habíamos vivido cada día de nuestra vida juntos, durante 7 años estuve contigo, en tus enfermedades, en tus caídas, en tus éxitos, te empujaba a ser mejor, a buscar mejorar nuestra vida, a ser mejor persona, a que borraras de tu mente el «no puedo», el «es que crecí sin familia», te quise regalar una familia, la mía, mis hermanos eran tus hermanos, no había cosa que tú necesitaras o pidieras que ellos no te dieran, siempre estaban para ayudarte porque más que el cariño que ellos pudieran tenerme, tú te habías ganado su aprecio.

Así pasó un mes, lloré todos los días de ese mes, preguntándome dónde estabas, esperando que regresaras; porque lo admito, era capaz de todo con tal de que regresaras a mi lado, me culpé mil veces de todo, me hice amiga inseparable de los «si hubiera»: si hubiera sido mas comprensiva, si hubiera sido más callada, si hubiera sido más sumisa y así mi mente se llenaba de esos «si hubiera».

hqdefault

El segundo mes entró con su positivismo y los «va extrañar», va extrañar mi comida, va extrañar mis besos, va extrañar mi apoyo; y así era el pensar que ibas a extrañar y yo era la única que extrañaba y añoraba, sufría y me acongojaba; porque recordaba y recordaba, ya sabes la maldita memoria que no nos da tregua con la añoranza.

Así poco a poco fue cayendo el veinte de que no regresarías y ya ves… Mañana se cumple el tercer mes, pero puedo decirte que estos últimos días han sido muy diferentes y aunque no puedo imaginarme a futuro (será que tendré que volver a escribir otros sueños) lo siento más claro, más libre, más mío; ya no nuestro, ya no tengo que cumplirte tus sueños, ya no tengo que ser lo que tú querías que fuera, ya no tengo que adivinar antojos, ni que con tus «sutilezas» mataras mis sueños, son completamente míos, ya no tengo que anteponerte siempre, y aunque aún me descubro queriendo pedirte tu opinión o pensando en tus necesidades estoy viviendo por mí y para mí.

Aunque aún te busco de vez en cuando en el retrovisor esperando que vengas rodando detrás de mí, ya no estás, y aunque aún mi corazón se paraliza cuando escucho llegar una moto a la casa, tengo que recordar que la moto está conmigo, que tú ya no andas en ella… Y quizás pasen años antes de que deje esta maldita costumbre de escribirte.

Lo que sí ha sucedido, es que has dejado de leerme porque borré tu numero, porque ya no quiero saber de ti, porque no quiero pensarte, ya no estoy pendiente de un mensaje tuyo, de una llamada, ya dejaste de ser parte de mi vida… ¡AL FIN!

5 COMENTARIOS

  1. Creo en lo personal que el msj no sólo es para matrimonios ya que hay relaciones las cuales duran tanto como un matrimonio y hacer lo que fuera por esa persona desde el.vernos presentables para la.pareja, hasta mil y un.cosas más

    Muy buena publicación

  2. Hola es duro estar pasando por una situación similar a la escrita pero el detalle es que en mi caso fue que mi esposa decidió terminar todo x buscar su felicidad sin mi, después de 7 años de matrimonio y una pequeña de seis años fue el fruto de nuestro amor!!! Ahora solo el duelo vivo y más porque mi ex me dice que ya no le importa lo que piense yo ni lo que quiera hacer como esposo!!! Es duro esto…

  3. Estoy justo como ella hace 17 días termine mi relacion de 7 años !! Los primeros 5 días estaba aún enojada furiosa y el pidiendo perdón en este momento estoy muriendo de dolor por k después d años d repetirle k no lo quería me di cuenta k siempre me lo negué a mí misma y k lo kiero no quiere creerme por k me tome a la tarea por años de repetírselo no te quiero no me importa si te vas !! Él decidió no regresar y m está matando su indiferencia estoy cansada d llorar y aún no puede cansar mi alma creo k aún tengo k llorar más lo extraño