Este amor callado…

0

Tan sólo es una niña inocente que sueña con el amor que no puede tener... Dicen que los seres humanos son los únicos que siempre desean aquello que nunca podrán poseer; tú por ejemplo, tienes a una niña que te ama como lo haría una mujer e incluso con más intensidad que ella, pero no es suficiente.

Te veo morir día a día en la desesperanza de saber que esa mujer no está contigo, veo cómo te acabas y entonces una parte de mí, muere también. Estoy en tu jardín, soy aquella pequeña flor, ella es la rosa frondosa y madura, yo soy la flor silvestre del campo… Ella, la orquídea elegante de exquisita fragancia que tanto te esmeras en cultivar, mientras la flor de tu jardín se riega con sus propias lágrimas para no secarse de abandono.

Y a pesar de saber que sólo voy de paso en tu vida, quiero vivir esto hasta el final. Necesito el aroma de tu piel, la esencia de tu ser, quiero llenarme de ti, cubrirme con tus brazos, envolverme en tus besos y en la incontenible seducción de tus caricias que me hace explotar en una pasión tan desbordante como intenso este amor.

Cuánta envidia siento por aquella que está en tus pensamientos, en tu corazón: Ella… Sin embargo, te he amado con más intensidad y pasión que ella y al pensar en ella siento que la odio, pero siento compasión por quien no puede amarte así.

in-silence

Me preguntas el porqué de mi silencio cuando te contemplo, luego me hablas y te admiro nostálgico y ausente. Es que en realidad admiro tu voz, tus ojos sombríos que sólo brillan cuando le miras, me duele saber cómo te olvidas incluso de mi existencia reduciéndote a contemplar sus caderas.

Te quiero tanto que sólo deseo verte feliz, al verte sonreír también me siento feliz; por eso no digo nada aunque tanto en el alma me duela. Que me notas callada, sumisa ausente, absorta en las penumbras de mis pensamientos, es porque me seco por dentro, es en realidad que el inmenso amor que siento por ti no necesita gritarse con el eco de mi voz quebrada…

A diario el corazón lo exclama con su llanto, con sus acciones, con la esperanza que tiene puesta en ti, con esa lucha continua de no dejarte morir, con mi mirada que al clavarse en ti te grita que te amo, te amo como nunca imaginé, tanto que el beso deseado sale de lo profundo de mi pecho para convertirse en suspiro, volar con el aire para volver de nuevo al nido sin poder comprimirse en la cura del olvido.

Hay quien me pregunta el porqué no te dejo, porqué si tanto sufro ¡no me marcho!… No comprenden que igual he sido feliz por eso aunque sepa que al final seré yo quien más pierda, aunque se que sólo estoy aquí para que no mueras, yo también quiero ser feliz. Qué importa que sólo pueda ser un año, un mes, un día o un efímero instante… Con eso me conformaría.

Este amor callado que no tiene fuerzas y revive con una mirada, con una caricia con un beso aunque fuese fingido…

Pensándolo mejor, tal vez y sólo tal vez, no me voy porque al igual que tú, al igual que ella, mi corazón aún guarda la esperanza de llegar a ser la mujer que tú más quieras corazón.