Entre pensamientos

0

A veces me da por pensar…

Pienso en todo y en nada a la vez. Pienso en cosas concretas, cosas reales y también doy lugar a unas cuantas fantasías.
Pienso en mi pasado y esos pensamientos vienen acompañados de nostalgias derivadas de algunos recuerdos: recuerdos agradables, recuerdos dulces, tristes, amargos. Éstos últimos me causan desazón y prefiero mandarlos a la gaveta de recuerdos que deben permanecer bajo llave.
Pienso en mi presente y estos pensamientos son los más importantes, pues definen lo que soy y me hacen plantearme hacia dónde voy. Debo tomar rumbo y dirección, pues de las decisiones que tome hoy, dependerá mi bienestar posterior. En este presente, me he visto forzada a cambiar mis planes, mi trayecto; he tenido que dar un giro de trescientos sesenta grados a lo que yo pensaba sería mi futuro, pero aquí estoy, firme y decidida, dispuesta a plantearme nuevos objetivos, la mayoría de éstos muy distintos y lejanos de los que fueron antes, pero no por ello menos importantes.

He decidido rehacer mis sueños, porque, ¿qué hay de malo en soñar? Mi principal aliciente es pensar que más adelante tendré muchas cosas sorprendentes y hermosas que me confirmarán que valió la pena todo el reajuste que he debido hacer, todo lo que dejé ir, todo lo que me ha sido negado, todos los sueños que no pude ver cristalizados en su momento. De todo esto, no tengo certeza alguna, pero algo en el fondo me hace pensar con optimismo y decido dejarme llevar por esa sensación que, a su vez, me proporciona una pizca de estabilidad, confianza y seguridad.
Pienso en mi futuro… Estos pensamientos son un tanto inquietantes, pensar en el futuro me asusta. Mis pensamientos futuristas me generan miedos, ansiedad y cierta angustia. Me asaltan los temores y la incertidumbre porque me hago consciente de que no sé realmente qué esperar, no sé qué vendrá, no sé qué pasará. El futuro depende  de lo que seas y hagas en el presente, y aun así, no sabemos a ciencia cierta qué nos depara el mañana. La vida es tan cambiante y esos cambios son muchas veces tan radicales y repentinos que nos cuesta trabajo y tiempo asimilarlos.
tumblr_llin7ryltu1qhdoi6o1_500_large
Pienso en la vida, en MI VIDA, en esos instantes, momentos, situaciones, porque en eso consiste este juego de vivir. El tiempo no se detiene, y mientras escribo esto, los segundos transcurridos van formando parte de mi pasado y no deseo seguir acumulando pasado sin sentir que ha valido la pena. Quiero que mi vida sea una vida normal, pero con más dosis de felicidad que de tristeza. Deseo que mi vida sea eso que espero. Deseo que el día que me toque dejar este mundo, yo pueda estar segura de que he dejado huella en los corazones de las personas que para mí han sido importantes…

Si eso sucede, sabré que algo hice bien.