Entre lunares y perlas cafés, me quiero perder…

0

Para ti estrella voy a escribir… Con tu hermosa sonrisa despiertas lo mejor de mí. Tus labios me encanta besar, entre millones de personas para mí, tú eres la más especial, tan única; sin igual.

De un lugar místico, en una nebulosa llegaste; con neblina y una mirada fascinante, a mi atención afanaste. No fue necesario mucho tiempo para que en dos perlas cafés me guardaras y una hermosa curva en mi rostro dibujaras, con un destello luminoso a una extraña villa me transportaste. Y de allí, no quiero marcharme.

Estabas ahí en el sur, tan pequeña y explosiva tú. Cuando los lunares de tu cuerpo recorrí, una galaxia en medio de la noche descubrí. Los puntos cardinales en tu piel nunca podré encontrar, pues por todos lados me invitan a viajar los lunares que en tu cuerpo hay, miles de historias yo quiero dibujar.

Al conocerte y saber tus secretos, comprendí que yo debía ser tu alimento. Todo lo malo podía pasar y siempre con una sonrisa le responderías. No hay nada que no puedas hacer… Juntos creceremos, seremos un sueño de «color pastel» y sabremos que todo marchará bien.

Las estrellas te acompañan, estando contigo reina la calma y con esa sonrisa me embriagas. Quisiera siempre mirarte y eternamente abrazarte.

Eres una flor que inspira y a tu lado no es necesaria la primavera, para estar cálido, alegre y siempre fértil; en ningún momento me haces sentir frágil.

Déjame acompañarte, tomarte, enseñarte el camino para amarte siempre. Entre lunares y tus perlas cafés me quiero perder, quiero sentir el olor de tu piel, quiero ir más allá de lo que fue, más allá de una cama; quiero compartir un atardecer y quizá algo de delicioso café.

En colaboración con Ric Franco.