Enero sin ti

0

Otra vez Enero, con la diferencia de que este Enero ya no estás aquí. No estás, ni estarás aquí, porque tú así lo decidiste.  Porque tu amor por las drogas fue más que tu amor por mí, porque tus gritos fueron más fuertes que tus abrazos…

Me cansé, me cansé de tus gritos, tus celos sin sentidos, tus reproches a media noche. Este amor me asfixia, me condena, me ata. 
Intenté cientos de veces quedarme, pero tú con lo mismo… Todo el tiempo con lo mismo.  Con tus «voy a cambiar» que no cumpliste, tus «perdón» por compromiso, tus «te amo, no te vayas» que me hacían regresar una y otra vez.

Y es que como no querer regresar a esos labios, a esa piel morena que me vuelve loca, a esa sonrisa, a esas noches en las que me contabas tus más íntimos secretos y más grandes miedos, a esas conversaciones por horas; y esas canciones de cuna que me cantabas, esos ojos café intenso y tu risa, esa risa boba que no me cansaba de escuchar.
Esta vez te digo adiós, porque pudiste ser muchos Eneros más…

Pero decidiste ser sólo un Enero.