Ella se había ido…

0

Era el sentimiento más doloroso y cruel que había experimentado en toda su vida. Ella se había ido, se había marchado y no volvería por ninguna razón. Ella, la mujer más grandiosa que había conocido, sólo con ella podía ser completamente él, sin temores, sin dudas, sin engaños. Ella era la única que lo había aceptado sin procurar cambiar absolutamente nada de él; pero se había ido, se había marchado la mujer que lo hacía enfrentar todos sus miedos, que lo hacía crecer y ser mejor, la mujer que lo hacía vibrar y estallar de felicidad, ella era la única que lo hacía arder de deseo, la que se le entregaba completamente y sin miramientos.

Se había ido aquella sonrisa, aquella mirada dulce y profunda, sus palabras soñadoras, sus locuras y sus ideas absurdas no estaban más. Había perdido a la mujer que se entregó a él, aquella que no sólo le desnudo el cuerpo, aquella que logró desnudarle el alma y el corazón.

Se fue y se llevó todo con ella, ahora cómo podría seguir si era ella quién le ayudaba a seguir caminando en los días difíciles, en los días sin valor, esos en los que la vida parece absurda. Sólo ella podía mejorar esos días.
Se fue y ya no sería más suya, ya no sería de nadie pero eso no lo consolaba, prefería verla en los brazos de alguien más, calentando otros labios, prefería verla ilusionada suspirando por otro hombre, prefería eso a no verla nunca más.

Pero no era así, ella ahora no estaba en ningún lugar, se había ido y no podría volver jamás.

Aún no logra entender por qué la vida es tan cruel, por qué le permitió encontrar a una persona tan maravillosa e inigualable para un día, de pronto, quitársela así sin más, sin razón, sin justificación; por qué llevarse a una persona tan sincera y de sentimientos tan puros, tan únicos.

tumblr_mlu3159lhv1snk4ngo1_500

No se explica por qué la vida puso en su camino al amor verdadero, ese amor que no cualquiera encuentra, que no se repetirá nunca, por qué puso en su vida la felicidad de una manera tan inexplicable, la felicidad en forma de mujer, por qué la vida le dio todo lo que él ni siquiera había imaginado ni pedido y ahora se lo quitaba de la manera más cruel.

Ahora sólo desea partir, irse con ella, acompañarla a dónde sea que ella vaya, en dónde sea que ella esté. Ahora hasta respirar le parece insoportable e innecesario, ahora sólo piensa en irse al igual que lo hizo ella, irse a ese lugar donde nada los podrá separar y de dónde ya no hay regreso.

Y es que lo más difícil en la vida es despedirse de quién no quería y no debía partir.