El éxito: Mi creencia y mi realidad

0

«Yo nunca habría tenido éxito en la vida si no me hubiera dedicado a las cosas más pequeñas con la misma atención y cuidado que le dediqué a las más grandes»  -Charles Dickens.

El éxito en general, lo asociamos a poseer en diversos sentidos, tanto como inteligencia hasta bienes materiales. Y sí, probablemente puedo decir que el éxito se divide en muchas partes, pero el significado o la representación que se le ha visto a éste, casi siempre va encaminado al éxito laboral, éxito familiar, éxito escolar, éxito económico, etcétera.

El punto aquí es que se nos va la vida pensando en que queremos ser exitosos, trabajamos día a día por un futuro, lo cual es bastante válido, pero se nos ha olvidado pensar en lo que somos en este preciso momento, se nos ha olvidado que con detalles que nos pueden parecer de lo más insignificantes, están creando nuestro futuro y desde luego nuestro propio éxito.

Para ser personas exitosas, necesitamos creer que ya lo somos; sé que suena raro, porque hay muchos planes a futuro, pero al momento de tú mismo convencerte de que eres exitoso, todo, absolutamente todo estará forjando tu éxito, básicamente tu éxito siempre estará presente.

tumblr_lkn44ypkzy1qec9bqo1_500_large

Y se practica en todo momento; tú ya eres exitoso desde el momento en que abres tus ojos y logras ver, desde el momento en que te paras de tu cama y puedes caminar, desde que logras apreciar tu rostro cada mañana en el espejo, desde que puedes comer, dormir, y cumplir con necesidades propias de nuestro organismo, desde el día en que dejaste de insultarte a ti mismo, desde el día en que te pusiste lo que querías, desde el día en que aprendiste a decir lo que sentías y perdonar a alguien, o inclusive cederle el paso a una persona en la calle mientras tú estas manejando.

Todas estas acciones que parecen ser de lo mas normal, piénsalo por un momento que en el mundo no todos tienen la posibilidad de hacerlo, por la razón que sea.

Tú mismo te puedes organizar en tu presente sintiéndote igual de orgulloso de ti mismo, como lo estarías en 5 años cuando logres acabar algo que empezaste, o convertirte en esa persona que quieres ser.

Sólo tú eres dueño de tu propio éxito y aclarando, identifica tu propio éxito, porque muchas veces caemos en el error de imitar conductas de famosos o empresarios que nos dan una imagen del éxito, pero esa imagen es lo que ellos creen que es su éxito, lo cual no significa que para ti vaya ser igual; basta con que pienses en lo que realmente quieres para ti y que te hace vibrar para sentirte exitoso.

El éxito no es ayer ni mañana, es hoy, y eso hazlo todos los días.