El día que dejé ir al verdadero hombre de mi vida…

0

Después de varios años a su lado, hoy tocó decir completamente adiós. Sí, nos dimos ese adiós definitivo, sintiéndose más real que nunca, poniendo tierra de por medio entre él y yo.

Hace años cuando comenzó nuestra historia de amor, parecía nunca terminar, éramos más jóvenes y más ingenuos, más puros de corazón y eso hacía ver infinita nuestra relación.  Solíamos imaginar una vida juntos para siempre, formando familia, haciendo planes laborales juntos, viajes, y tantas cosas más que hoy parece que nunca existieron, tuvimos tantas promesas de amor que sólo quedaron en el recuerdo y en nuestros corazones.

No sé en que momento se rompió lo nuestro, teníamos algo realmente sólido, era todo casi perfecto. No sé cuando se hundió todo, caímos en un abismo que jamás tuvo solución.  Aún a estás alturas sigo pensando que eres y serás el mejor hombre de mi vida; supiste querer,  amar, valorar, desear y enamorar a una mujer.

Quizá la que cometió el mayor error fui yo, al haber perdido ese amor tan intocable que decía tener por ti, veo que no fue tan así. Desde el fondo de mi corazón desearía y anhelaría con todas mis fuerzas regresar el tiempo y cuidar todo aquel resbalón que tuvimos y remediarlo con cariño.  Tal vez si pudiera ser así, aún estuviéramos juntos y más felices que nunca, seguiríamos dando pasos agigantados por la vida tomados de la mano.

Viendo el presente, justamente hoy partiste a otro lugar lejos de mí. Debo confesar que me llené de nostalgia al saber que te irías, pero no tuve la fuerza de decirte que permanecieras, cómo hacerlo? Si soy un mundo de confusión.

Lo único que deseo, es que siempre te vaya bien. Siempre serás el hombre de mi vida, quizá fui muy tonta al dejarte ir, se lo dejo todo al destino, quizá en algunos años más nos volvamos a encontrar.

Mientras tanto cuídate mucho amor…

Ad not found