El día en que me dijiste que te habías comprometido…

0

Todavía tengo presente el día que me dijiste que ya no era correcto que siguiéramos viéndonos… Primero me dijiste que porque tenías trabajo y luego que ya te habías comprometido. Ese día yo quería estar contigo, que me escucharas, que me abrazarás, que estuvieras conmigo; no quería portarme mal, ya que así le llamábamos a nuestros encuentros, no la estaba pasando nada bien, entre los problemas de mi trabajo y más, sólo quería estar contigo.

Nunca me imaginé que me darías esa terrible noticia: Estoy comprometido; me voy a casar. En ese momento sentí que el mundo caía sobre mí, aún y cuando me decías que no te casarías, te lo cuestioné y tu respuesta fue: «así pasa cuando sucede».

Sabías mis sentimientos, que lo que había pasado era porque yo te amo, por momentos pensé que pudiera haber habido algo entre nosotros, pero no fue así; no fue un momento de sexo, sabes que fue por amor y que serás el único.

Y llegó el día en el que vi esa foto de la entrega del anillo, ese fue otro momento tan doloroso, que sabía que en cualquier momento pasaría, no te veía feliz o tal vez es lo que yo quiero creer, no lo sé… Hoy se acerca ese día en el que te perderé para siempre, alguien me dijo: no puedes perder algo que nunca te perteneció; pero ¿qué le digo a mi corazón? si te amo y no puedo olvidarte.

Aún me duele verte, tengo la esperanza de que no te cases, pero sé que eso no pasará y aun pensando que quizá estemos destinados a no ser. El tiempo lo dirá es el mejor consejero…

Por lo pronto, quiero que seas muy feliz con el amor de tu vida… Seguiré mi camino… Siempre tuya.