El amor en tus ojos…

0

En esos tus ojos.

No hay amores de novela y no hay cuentos de hadas.

Cruel y devastador, pero cierto.

Día tras día me he convencido que el amor y el cariño son souvenires de un lugar alejado de la realidad. Recuerdos que regalas y del mismo modo deshechas. El amor en este tiempo no vale una lágrima, es un sentimiento en rebaja, es un recuerdo borrado, es un outfit de fiesta y un momento de presunción. El amor es confundido con celos infundados y daños colaterales. Es querer ser feliz a costa del otro, es quitar y perder la libertad de sí mismo. El amor en este tiempo es cortar las alas y depender de aquél otro. El amor es el sí a medias y te amo entre dientes. El amor ya no existe. Lo perdí de vista hace siglos. Simplemente… Lo perdí.

Resulta que entre el pedestal que sostiene la vela de una esperanza casi extinta llegas tú, ojos bonitos. Con el corazón roto pero la fe en tu mirada y el resplandor en tu alma. Llegas como la brisa marina en la noche nocturna deliberadamente irrumpes en mis sueños y, estremeces mi mundo de tal modo que lo que un día fue gris, se ha convertido en azul. Eres hermoso como la luna de octubre y del mismo modo con tu presencia iluminas.

Entonces el amor comienza a pintar el mundo, entonces el amor embellece el retrato que yacía ya viejo en mi corazón empolvado. Y te quiero y sonrío,  te quiero y respiro el aire endulzado que emana de tu espiritual risa. Entonces entre mil acciones me dices: El amor aún existe.

ojos_0

Yace intacto en tus ojos bonitos que iluminan el alba, cuya luz del sol se refleja en el café de tus ojos claros. Yace en tu sonrisa cuando nerviosamente descubres nuevos sentimientos que nunca sentiste. Yace en tus palabras que encantan mis oídos y extasían mi alma. En tu voz que compagina perfecto con mis sueños profundos. Yace el amor en tu tacto, en el rose de tus manos y en la suavidad de tu piel cuando choca con la mía. Yace en el anochecer cuando somos presas de una pasión desmedida y tu cuerpo se convierte en la prisión más sensual y erótica que existe en el mundo.

Porque tus labios son amor puro y tus labios encantan, tus labios son dulces y agrios, el amor agridulce, así es el amor que yace en tu boca. El amor que yace en tu cuerpo desnudo y en tu deseo. El amor que yace en el insomnio que tu ser me provoca. Es de día y sólo quiero verte, es de noche y sólo quiero recordarte. Yace el amor en los sentimientos más simples. En tu tacto tan dulce en tu amor protector. Yace el amor en ti, suspendido en tu ser, en cada parte de ti. Eres el amor sin tapujos. Eres el amor que  no es cuento de hadas ni novelas, eres el amor que nunca más volverán a encontrar. El amor yace en ti. En tus ojos bonitos.

Reniego de creer que el destino es planeado. No me atrae una idea de un camino ya caminado. Llegaste en un momento que no sé si es indicado, pero está jodidamente claro que nunca más desaparecerás de mi mente y de mi corazón. Puede que tomemos caminos diversos y siendo el caso no quiero dejarte partir sin decirte que el puro cariño lo he encontrado en tus brazos. Hay abrazos que dicen te quiero y abrazos que dicen siempre estaré a tu lado.

He encontrado el amor que creí había muerto. Puede que nunca sea mío, pero pude hallarlo…

No en un poema, no en un detalle, el amor está contigo y yace en esos tus ojos… Tus ojos bonitos.