Dolor del alma

0

A mí no me duele al caerme,
no me duelen los golpes,
ni las heridas.
No me duele cortarme la piel,
no me duele arrancarme los ojos,
no me duele la enfermedad,
ni los puñales clavados en mi pecho,
ni la sangre brollando en mis manos.
A mí me duele la vida
y me duele vivir.
Me duele el corazón
y me duele el alma.