Diosa

0

Al principio, en aquel gran comienzo, un aire profundo de inspiración nació de la más poderosa energía creadora. La madre Tierra dio a luz a un cuerpo femenino, un alma pura como los más cristalinos manantiales y un pensamiento tan equilibrado como la naturaleza misma.

La música y las líricas más hermosas forjaron su delicada voz. La esencia de todas las flores que yacen en la tierra añadió con dulzura ese sutil aroma. Sus cabellos, diseñados para moverse con el danzar del viento, el amanecer donó ese brillo del alba en sus ojos, reflejando justicia, su aliento para refrescar con su sabiduría la penumbra del ser vivo.

Mujer que caminas de la mano de la luz, mujer sagaz con caderas de guitarra y espíritu de diosa. Mujer, recibiste de las propias manos de Dios el don del milagro de la vida en tu sagrado vientre, mujer guiada por el fuego de la sinceridad; mujer que muestras cordura e inteligencia ante los obstáculos, que tu llama nunca sea apagada por nadie.

Que la estampida de la ignorancia no te atropelle, que ninguna escoria insensible arranque los pétalos sagrados de tan hermosa criatura, que el mal nunca toque las puertas de tu vida, que sólo la muerte pueda alejarte de nuestro regazo…

Sin duda alguna Dios también es mujer.