Déjalo ir…

0

Entre más te aferres en tener la razón, en que todo sea como tú crees que deba de ser; más es el daño que te causas, más es el orgullo el que te atrapa en situaciones que muchas veces no tienen tanto sentido como lo crees. Las demás personas siempre piensan diferente a ti, habrá con quien coincidas y habrá con quienes siempre serás el polo opuesto, el ocaso del sol, el enemigo perfecto.

No puedes tener la verdad absoluta, debes entender que cada quien tiene su versión a como ha vivido las cosas, todos tienen un poco o mucho de verdad y un poco o mucho de incierto en sus palabras, no las intentes dominar, admíralos y agradéceles la enseñanza que te puedan dar.

Si te pones a pensar, los malos ejemplos son los que más te pueden impactar, así que déjalo ir, sea cual sea el problema que te acongoje, si tiene solución búscala y si no la tiene: ¿Por qué te encierras a encontrarla? No existen las totales derrotas, pues detrás de cada una de ellas hay una buena lección, te enseñan qué ser y sobre todo que no ser en cada situación.

¿Quieres arreglar un problema? Aprende a escuchar para entender y no sólo para responder, ¿Tienes una duda? Pregunta, ve y busca la respuesta, jamás supongas esa es tu idea en tu cabeza, puede ser muy distinto a lo que pasa en realidad

¿Estás enamorado? ¡Confiésalo! No pasa del suelo en realidad, deja de tomarte tan en serio, tan profundo, tan adulto muchas veces las cosas son simples y si no las entiendes, pide ayuda, dos cabezas siempre pensarán mejor
que una

Trabaja en las cosas que sí puedes controlar, en ti mismo, en tu negatividad, en la manera es que has logrado ser tu peor obstáculo, trabaja en ti y deja de preocuparte por los demás.

afternoon-alone-bridge-clouds-evening-Favim.com-311129

Limpia tu corazón, no te relaciones desde el resentimiento y desde el dolor, si te hace falta amor, aprende a amarte para amar a los demás, si te hace falta humildad asiste en caridad, si buscas diferentes resultados no hagas las mismas cosas.  Evoluciona, no te estanques y deja ir todo aquello que no te deje tener tranquilidad.

Sé útil, ayuda a los demás si está en tus capacidades; sé agradecido, la gente siempre tiene opciones y si deciden apoyarte, retribuye con otra buena acción, aprende a dar y a aceptar amor sin tintes de egoísmo, es igual de valiente quien acepta que quien ofrece un corazón sin mala intención.

Sé feliz y sobre todo, no seas un costal de problemas y negatividad, ayuda a ser felices a los demás, ahí está la verdadera gracia y el verdadero sentido de estar aquí. Dejarlo ir, confiar en ti y en la vida, que todo puede ser bueno…

Pero depende de qué gafas le hayas puesto a tu realidad.