De la aceptación, al cambio…

0

Mis aprendizajes a nivel personal empezaron cuando yo tenía 15 años, después de haber pasado por una situación difícil, antes de eso, vivía como se supone que debo vivir. Siendo una adolescente debía lucir siempre bella, tener ciertas calificaciones en la escuela, desde luego reconocimiento social, ser deseada por muchos hombres  y muchísimas cosas más.

La realidad era distinta para mí, cada que debía cumplir con estos estándares me frustraba mucho, constantemente me sentía triste, me enamoré y mi enamoramiento fue dañino, era realmente agotador cuando intentaba lucir bella y posteriormente había alguien que se veía mejor o que obtuviera mas atención de la que se supone que yo debía tener; en fin fue un proceso difícil y más porque realmente en el fondo no quería cumplir con ese deber, pero no estaba consciente sobre que hacer para cambiar; lógicamente mi autoestima se vio deteriorada, los sentimientos de inferioridad y superioridad (que para mi ambos son dañinos) eran parte de mi vivir.

Después de esta etapa llegué al fondo de las cosas, llegué a ese punto donde se siente como si estuvieras muerta en vida, literal mi cabeza sólo pensaba en eso, entonces un día en el cual me sentí de lo peor, tomé la decisión al fin de que debía hacer algo con esto,  fue entonces cuando encontré la clave para todo… ACEPTACIÓN.

Sí, la aceptación, pero en todo aspecto, por fin pude reflexionar sobre que estaba haciendo con mi vida, en primer lugar: ¿Por qué fregados tengo que ser como quieren que sea? No creo que cuando haya nacido, conmigo venía una lista o un papel que dijera lo que tengo que ser, porque para empezar ni nombre tenía.

En segunda: si no te gusta algo, SIMPLEMENTE NO LO HAGAS, de verdad negarnos a vivir lo que en verdad queremos y como somos es lo peor. Y en tercera: Aceptarme, somos seres, todos tenemos nuestra esencia y es precisamente lo que nos hace ser únicos, creo que negar nuestra propia esencia es negar nuestra vida, nuestra creación.

tumblr_l5d1djgPcR1qcamj7o1_500_large

Yo nací para ser el ser que me tocó ser, al igual que tú naciste para ser tú, para hacer nuestra propia existencia lo que decidamos que sea. Acéptate físicamente, mentalmente y espiritualmente, acepta lo que te rodea, las personas, los objetos, las situaciones, tu pasado, tu presente, tus sueños, todo es esencia, todo es lo que es simplemente.

Es por ello que la clave para todo cambio en la vida sea la aceptación, cuando aprendes a evitar la negación o deseos para que las cosas sean diferentes practica la aceptación, porque evidentemente queremos cambios y estos todo el tiempo ocurren, pero para llegar a ellos y hacerlos con bienestar, aprende a aceptar lo que eres, la situación y todo lo que te rodea, para cuando el cambio este en camino, entre sin problemas; esto sirve mucho para cuando queremos terminar una etapa o cerrar algún ciclo.

Creo fielmente en los sueños, metas u objetivos, como quieras llamarlos, es importante tenerlos, pero acepta lo que eres, los medios que tienes, y con esos medios construye tus sueños. No es en lo absoluto algo sencillo, requiere practica constante, pero cuando aprendemos a aceptar lo que somos y nuestra vida en cada ámbito, nuestra vida se flexibiliza y aunque la decisión de ver por ti, por amor propio no es tan sencilla, debido a la educación que hemos tenido y las enseñanzas sociales, mas tarde te darás cuenta que fue la mejor decisión que pudiste haber tomado, ser tú; dueño de tus propios cambios y portador de amor.

Es cuestión de perspectivas, pero en verdad inténtalo, un día, ponte a prueba y decide que sólo por hoy te vas a aceptar y verás como naturalmente todo es armonía porque crearás buenos sentimientos,

¡Vale la pena intentarlo!