Curarme de ti…

0

Necesito sanar cada una de mis heridas y reponer de nuevo mis fuerzas, ha sido tanto el tiempo junto a ti, que un día sin darme cuenta me intoxiqué de recuerdos y de bellos momentos.

De tanto verte, de tanto preocuparme de ti, no me percaté del momento en el que dejé de preocuparme por mí, dejé de mirar hacia mis adentros, para ocuparme de mis propios sentimientos.

Olvidé por completo respetar mi esencia y de tanto intentar ser la mejor para tu gusto, dejé de ser lo suficientemente mujer para entender que hace mucho llegó el momento de retirarme porque tú no me querías a tu lado, pero tampoco soportas la idea de tenerme lejos.

Fuiste mi droga desde el preciso momento en el que conocí tus partidos labios, me envolví en la magia de tus besos, me intoxiqué con el aroma de tu piel, me llené de tu tez morena que siempre me fascinó, me contagié de tus caricias y me enfermé con la delicada ternura de tu voz.

Cada vez que miraba tu sonrisa lo único que deseaba era seguir mirándola una vez más, siempre una vez más…Cuando me besabas, cuando me acariciabas con esa pasión, con ese deseo inexplicable no podía soportar la idea de que dejaras de hacerlo, mi único deseo era estar entre tus brazos sentirme tuya, tan tuya como de nadie más.

Pero… Ahora ya nada tiene sentido, ahora que miro hacia cada uno de los momentos que vivimos juntos, pienso que ha llegado el momento de desintoxicarme de ti, ya no quiero ni puedo seguir preocupándome por lo qué es mejor para que te encuentres bien, necesito recuperarme de tus besos.

Tiempo, un poco de tiempo es lo que necesito para curarme de ti, para olvidarme de lo que hemos pasado juntos, de estos sentimientos que un día se apoderaron de mi corazón, necesito curarme de tu ternura de tu pasión de tus besos de tu corazón.

Necesito aliviar mis tristezas, re-hidratar mi alma después de tantas lágrimas derramadas, es necesario sobreponer mis fuerzas para seguir viviendo, necesito curarme de tu aroma, de tu esencia, de ti.

Borrar de mi piel tus caricias, para borrarte de mi memoria, para salir de este infierno que parece un hospital psiquiátrico donde todo lo que escucho son tus palabras, tus canciones, tus risas, tus gritos, donde todas las personas tienen tu rostro infame que me persigue en mis pensamientos y en mis sueños.

tumblr_static_screen_shot_2013-05-24_at_5.07.26_pm

Nunca me quisiste, eso es cierto, siempre deseaste alejarme de tu lado, me gritaste mil veces que me fuera pero al hacerlo, la simple idea de verme lejos de ti, te era tan insoportable que hacías todo con tal de que volviera; porque no me quieres contigo, pero tampoco me imaginas con otro… Y yo…. También de eso debo curarme, porque sentirme tuya, sentir que únicamente me querías para ti, se me volvió una adicción.

Necesito conocer a otras personas, hablar de otras cosas que no me lleven siempre a mencionar tu nombre, que hasta ahora ha sido el más grande secreto de mi vida; necesito caminar por otros lugares en los que no haya estado contigo, en los que no haya caminado de tu mano…

Para curarme de esta enfermedad de amarte, debo ingerir la medicina de otros labios, mi corazón agonizante implora las caricias de otras manos que borren tus caricias de mi piel, que eliminen esta sensación de sólo amarte, esta necesidad de ser tuya, de ser tu mujer y de no poder amar a nadie más, ni darle a nadie más lo que siempre te he dado a ti.

Sé que el tiempo irá sanando mis heridas, un día dejaré de pensarte, podré besar otros labios sin sentirme culpable, podré hacer el amor con alguien que no seas tú y no sentiré que te estoy traicionando.

Tal vez un día logre sentirme bien en otros brazos sin desear que seas tú, lograré desintoxicarme del aroma de tu piel, de la sonrisa de tu rostro, puedo curarme de ti y sin embargo, no puedo sacarte de mí…

Puedo curarme de tu historia y no puedo este loco amor dejar de sentir.