Corazón de chocolate

0

Tengo mi corazón destrozado, destrozadísimo, este amargo chocolate no me deja en paz. El corazón se me parte día a día sólo con saber de su existencia, mi mente no logra la calma. Qué tonta soy pensando en cuentos de hadas, en historias de amor con el príncipe soñado.

No sé qué me pasó con él. Desde el principio sabía que era un dolor para mi alma y aun así no puedo evitar este estúpido palpitar. No puedo negar que hablar con él despertó de nuevo algo en mí, ilusiones, todas falsas y sólo creadas por mí.

Es tan ambiguo el sentimiento que embarga mi alma, por un lado vivo la vida, feliz, porque se me han dado grandes cosas y sería injusto de mi parte pasar por desagradecida. Pero por otro lado me duele, me parte el alma el hecho de saber que él aún esta tan presente en mi cabeza, como algo que no se borra, como deseos y esperanzas de algo que no vendrá, como mentiras deliciosas de sueños que empezaron con inocencia, pero que con el tiempo se forjaron en ilusiones, en deseos, en miedos, en tormentas…

Se me presenta en la vida con sus alardes, palabras falsas que aún creo y que retumban en mí,  con sus engaños tan deliciosos, con sus versos tan creíblemente hechos marañas… No encuentro una dirección, mi tristeza no soporta más este golpe. Quiero que se vaya de mi cabeza, de mi alma, de mi corazón, no quiero más chocolate. Prefiero pensar que nunca existió, que es sólo una mentira, que nunca llegó con sus palabras perfectas, con su esencia perfecta y me robó mis días.

Quiero volver y quiero volver a querer y que me quieran de verdad… Este es mi secreto… Ahora sabes que jamás amaré a nadie más como amo al chocolate, pero más que nadie sé que él es algo que no es para mí y que eso me mata; siempre lo tendré en mi corazón como una espina, como algo que no pasa, porque es un amor irreal.

tumblr_naaf4fLAok1teugkao1_500

Cada vez que escuche de él y cada vez que hable de él, me enterraré más la espina. ¿Por qué no puedo sacarlo? No puedo evitarlo, siento como si se me hubiera metido por la sangre, por los pulmones, como si mi alma estuviera hipnotizada en el limbo de sus ojos, es un destello de luz, de vida, de amor tan puro.  Juro que pensé que él me había curado del todo, que mis males con el chocolate habían sanado, que le había dado todo mi corazón, pero a quién quería engañar, ni siquiera a mí misma. Cuando él aparece cambia todo, mueve todo… Es como un maldito terremoto que me deja aplastada, perdida.

Quiero salir de esto viva, de verdad quiero hacerlo, quiero sonreír y no pensarlo más… ¿Cómo hago para borrar sus dulces y venenosas palabras?  Ya no creo en ese amor… Sólo puedo llorar,  ni las palabras expresan el dolor que me está dejando sin aire y sin sangre bombeada a mi corazón, es como si condensara el respiro que tomé en el lado izquierdo del pecho y lo dejara ahí para que me mate lentamente. Esto no me gusta, no me gusta nada, quiero  odiarlo, quiero dejarlo ir…

Empezar a borrarlo del todo de mi cabeza,  del espacio y del tiempo.