Concéntrate y sal a flote

0

Una de las situaciones más desafortunadas y difíciles de sobrevivir es sin duda la traición, la decepción o el fin de una relación.

Duele el alma, se pierden las fuerzas, se quebranta el espíritu, se aletargan los sentimientos, se frustran los pensamientos… Es quizá, como morir un poco. No puedo asegurar que el amor se anide en el corazón pero es una realidad, que cuando sufres por él, el corazón duele, el estomago se contrae, sufres escalofríos y las lágrimas están a flor de piel, listas, dispuestas a rodar por las mejillas, para con ellas, aliviar de algún modo tú sufrimiento; llorar alivia el alma, te desintoxica y vuelve al cuerpo la calma.

depresiòn-300x205

Todo lo anterior, es inevitable… somos humanos, pensamos, sentimos y por consiguiente, estamos destinados a sufrir las consecuencias. Pero ¿sabes?, si eres capaz de sentir todo esto, es porque estás vivo, porque vas dando pasos, avanzas. Sé que sientes que has fracasado, tu autoestima se ha golpeado, las fuerzas se agotan y el pesimismo cubre tus días en tonalidades grises. Pierdes la brújula de tu vida, te sientes perdido, si, pero debes en ese momento, concentrarte.

Detener tus pasos cuando estas atravesando por una pérdida es fundamental. Tú cabeza es un caos de ideas, pero aun así, tienes que darte un respiro, quédate quieto, no te muevas en ninguna dirección;  sólo espera.

tumblr_lmvrh142sa1qb4hv5o1_500_large-300x200

Si reaccionas como consecuencia de la ira, estarás yendo en un sentido equivocado, reaccionar desde el enojo solo te hará ver débil, desesperado y muy necesitado. Es normal querer detener lo que sucede, sin embargo, lo que lograrás será sentirte peor. Actuar desde la ira no lastimará al otro, te lastimará a ti únicamente, porque no puedes odiar a quien amas y aunque se dice que del odio al amor hay solo un paso, sin duda, lo que sientes no es real y luego te arrepentirás.

discut-300x225

Y siendo francos, ¿cuántas veces reaccionar con ira frente a la decepción te ha beneficiado?… seguramente, ninguna. Sólo respira profundo, se inteligente y activa tu botón de la dignidad. Acepta con cordura tu derrota. En esos momentos la elegancia y sensatez deben prevalecer; si tienes oportunidad de expresar algo, hazlo, pero se coherente con tus palabras, por ningún motivo ofendas.

Esa persona te amó y le amas, fueron una pareja. Recuerda todo lo bueno, es un poco difícil pero eso te ayudará a reaccionar de forma asertiva.

sollee-300x200

Si algo es seguro en todo esto, es que tarde o temprano, quien te ha herido de muerte un día te echará de menos. Siempre ten presente que todo en la vida es cíclico y que todo aquello que das, recibes de vuelta. Por está simple razón, acepta tu derrota con la cara en alto, con seguridad en tus acciones, aceptando que lo que tu pareja ha decidido lo respetarás y no habrá vuelta atrás.

Una vez ganaste su amor, su respeto y admiración, por algo estuvieron juntos; mantente así hasta el final. Recuerda que antes de tener esa relación, eras igualmente feliz, respirabas sin dificultad, tu corazón era sano y latía con fuerza, aún sin su presencia. Lo mismo pasará ahora.

mariposa-300x182

Sé que te ha echado con mucha fuerza al agua, con ambas manos te hundió sin importarle como sobrevivirías, salir de ese lugar es algo que tienes que hacer por ti mismo.

Mantén la calma, de lo contrario, te ahogarás. Espera tocar el fondo y una vez allí, toma impulso con firmeza hacia la superficie; una vez que lo hayas logrado, toma aire y llena tus pulmones con aire puro. Créeme, tendrás la fuerza suficiente para hacerlo.

El golpe fue duro, sentiste ahogarte, morías… Pero fuiste inteligente, tú dignidad y amor propio fueron tú escape. Sólo concéntrate y sal a flote.

Por: Laura Calderón.