¿Cómo te preparas para ser tan feliz?

0

Todo mundo nos prepara para los
momentos difíciles
sobran los consejos y el apoyo, te cuentan sus historias y
te dan ánimos, algunos realmente se quedan a tu lado, de otros solo quedan las
palabras.

Pero ¿Qué hacer cuando todo
resulta incluso mejor de lo que anhelaste?
A mis 28 años después de tantas
derrotas e incertidumbre, después de la desesperanza y la desilusión, de
repente pasó, la vida se acomodó, las estrellas se alinearon y resultó ser más
maravilloso de lo que alguna vez imaginé.

No puedo negarlo, me ha tomado de
sorpresa, me llenó de miedo
, no supe si pudiera responder a mí misma y a los
demás de la manera adecuada.

Estaba lista, estaba preparada y
mentalizada para afrontar cualquier atrocidad que viniera, pero nadie me
preparó para encontrarme con su sonrisa, nadie me dijo como responder ante su
mirada
, que su amor rompería los paradigmas y que levantaría mis pilares ya
abandonados, que me reconstruiría a mi desde los cimientos, de los anhelos y
los sueños que se habían destrozado por el paso de los años y los daños.

¿Cómo te preparas para el amor de
tu vida, para el trabajo soñado, para los amigos que se han vuelto familia?

Por eso no paro de repetirle que su
amor trajo consigo las buenas cosas, las cosas que menos esperaba pero las que
más anhelaba, como es que sus abrazos repararon las partes rotas en mí, como es
que sus palabras me llenan de motivación para despertar cada mañana, he de
confesar que no creo en la suerte ni en la fortuna, siempre he tenido claro que
todo pasa por algo que son lecciones, recompensas y experiencias para formar tu
consciencia pero él rompe mi lógica me hace creer en la magia y en la poesía.

¿Cómo le agradezco tanto cariño?
¿Cómo decirte amor mío?
Que a pesar de conocernos de tantos años ya no soy la
misma, que me siento renovada, que puedo ser más yo en tus brazos que lo que
nunca fui cuando estaba solitaria, la dicha de poder llamarte amor y saber que
eres mío como soy tuya, que hemos construido nuestra pequeña familia, que no es
fácil y tampoco es perfecto pero es lo más cercano a la gloria que había podido
sentir en mi vida
, que me motivas a ser mejor cada día, que los sacrificios de
hoy se volvieron en las rocas que sustentarán nuestro mañana.

Que no me amas por ser bonita, si
no que soy bonita  porque me amas
, que de
antemano te digo que eres mi mayor bendición y jamás tendría la intención de
lastimarte que tengo la ternura torpe de aquel que nunca fue amado, de aquel
que nunca tuvo los resultados esperados de quien la vida lo tomó por sorpresa
tirado en la lona y tuvo que aprender a levantarse construyendo una armadura
que a veces habla fuerte que a veces no sabe cómo expresarse correctamente
, que
nadie me preparó nunca para sentirse así, completa, bendecida y hermosa.

Pero que no solo trajiste lo
mejor contigo si no también lo mejor de mí
y no fue un sentimiento espontáneo
lo construiste poco a poco de mi mano como amigos, cómplices, camaradas y que
sin ninguno de los dos saberlo fuimos los arquitectos de una vida que hoy compartimos,
que este amor no se lo llevan las tempestades no los cambia el tiempo ni la
distancia que eres no mi final feliz si no el principio de todo, por siempre.