Como hermanas… Capítulo 2.

0

¡¿Soy madre?!

Luego de 7 meses Ellie ya se encontraba con una empresa más estable y gracias a ello había logrado tener más tiempo libre, en su rostro se notaba la diferencia, sus ojeras eran menos pronunciadas. Incluso su hermano menor había nacido ya hace tres meses, era un niño precioso y muy risueño.

Ellie se encontraba esa mañana trabajando en su oficina cuando el timbre sonó, se dirigió a la puerta ya abrió de inmediato al ver a la esposa de su padre con su hermano esperando. — Marissa pasa por favor es bueno verte aquí— Al ver al menor Ellie ató su cabello castaño oscuro en una coleta alta para que no le estorbara mientras cargaba a su hermano en sus brazos.

—Ellie cariño necesito tu ayuda el día de hoy, necesito que cuides de James por hoy, la niñera enfermo, yo tengo una entrevista importante hoy y no tengo con quien dejarlo y según tu padre me ha contado tu cuidaste de tus dos hermanos mientras esto eran apenas unos niños así que supuse podrías ayudarme con él. — Dijo Marissa mientras juntaba sus manos a manera de ruego.

Ellie no pudo negarse, después de todo su hermanito era muy lindo, así que aceptó; tan sólo Marissa había abandonado el local, se acercó al ver la menor era un niño muy hermoso, cabello castaño oscuro, sus ojos eran del color de los chocolates tanto que le causaban antojos cada que los miraba, en brazos lo llevo y no tardó en hacer una llamada. — Julie hermana mía necesito un gran favor de tu parte… Sí, te haré unos brownies como recompensa. Necesito por favor vengas por mí, James está conmigo, luego te digo como pasó, quisiera llevarlo a casa pero no puedo conducir con él bebe, no tengo silla para bebes. Muchas gracias. —Luego de eso colgó y se dispuso a esperar.

Media hora luego ya se encontraba en su casa compartiendo con su hermana y el menor. El siguiente mes tuvo que cerrar unas cuatro veces la oficina por ayudar a cuidar de James y así cada mes que pasaba ella debía cuidar más a su hermano, tanto  que aprendió a equiparse como toda una madre. Para cuando el menor tuvo siete meses, Marissa volvió a dejar al menor su cuidado pero esta vez ya teniendo una silla para llevar al menor en su auto Ellie decidió ver que causaba que Marissa nunca pudiera hacerse cargo de su propio hijo, con una cámara la cual traía con ella desde hace dos meses para grabar su extraña situación, grabó como seguía al taxi en que esta subía.

Ellie se encontraba esa noche con James ya dormido en su cama mientras revisaba la última  grabación lo que sus ojos veían la hacían derramar gruesas lágrimas de dolor, decepción y preocupación por lo que ocurriría de ahora en más. Miraba en la pantalla de la cámara a Marissa y su padre empacando todo para huir del país, ella enfrentándolos para preguntarles porque lo hacían, la confesión de ambos diciéndole que no había más opción para ellos que huir y no regresar, debido a las amenazas de muerte por culpa de las múltiples deudas adquiridas en esos juegos de azar. La despedida y una entrega de documentos a su persona entregándole la custodia total de su propio hermano.

Ellie Garden próxima a cumplir 22 años con una empresa en crecimiento, una agenda apretada y una vida amorosa confusa debía su añadir un nuevo factor a su caótica rutina diaria… Un hijo.