Como en los tiempos del imperio Romano

0

Pan y circo; como en los tiempos del imperio Romano.

Les cuento, vengo de un país en que se vende una mayor cantidad de entradas para ir al estadio a ver al equipo de fútbol de los amores, que comprar un libro en una librería donde los textos son usados, no recuerdo bien de qué escritor escuché decir esta frase: «sueño con que un día la educación genere tanto amor como el fútbol«, y a propósito de esto, adjuntaré un texto referente al malquerido deporte antes mencionado.

¡Gol!, grita la multitud, la gente recuerda que el árbitro es saquero…
Que anula los goles y que saca tarjetas de piscinazos Houdinnescos.
En el pueblo de la selección que juega, se encuentra una brecha social tan amargamente grande,
que no hay gol que apague el incipiente actuar del presidente nacional.
La gente fallece de dolor e inanición, tienen que tomar sopitas, humildemente dicen ellos, como una sopita de pan…