Comienza a construir tu futuro, hoy mismo

0

¿Qué proyectos tienes para el día de hoy? ¿Cuáles para el futuro? ¿Tienes claro cómo  quieres que tu vida sea?

 Curiosamente, cuando somos niños, tenemos en la cabeza muchas ideas sobre como queremos que nuestra vida sea; pero a medida que crecemos, esa claridad se va tornando borrosa y aveces llegan momentos en los cuales ya no sabemos si lo que estamos haciendo es lo correcto o lo que nos gusta. Y otras tantas veces, suceden cosas en nuestra vida que nunca nos imaginamos vivir y nos sentimos entre sorprendidos, asustados, enojados y también felices algunas veces.

» Vivir es la aventura por la cual estamos aquí hoy. Y no debería ser motivo de angustia o infelicidad».

Es importante hacer altos en nuestro camino cada tanto y pensar sobre cómo estamos viviendo; analizar si realmente queremos vivir así y sobre todo, encontrar las áreas de oportunidad para mejorar o cambiar lo que no nos satisface en nuestro diario acontecer. Los cambios son buenos. Nos permiten crecer y adaptarnos.

 ¿Tienes por ahí algún sueño guardado en el cajón? ¡Desempólvalo! y dale una oportunidad… nunca es tarde. Y deja que las ideas fluyan a través de ti.

 Tips:

1) Escribe todo lo que quieres hacer en tu vida

2) Separa estos deseos en «Viables» «Posiblemente» «Sueños»

3) Los que sean Viables, divídelos en

  1. a) Corto Plazo : 1 año
  2. b) Mediano Plazo: 5 años
  3. c) Largo Plazo: 10 años

3

 4) Para empezar, trabaja con los que consideras a corto plazo, cuando hagas varias veces el proceso para estos, te será más fácil hacer los de mediano y largo plazo entonces pregúntate lo siguiente:

  1. a) ¿Qué requiero para poder realizar este objetivo?
  2. b) ¿Qué debo hacer para obtener estos recursos y alcanzarlo?
  3. c) ¿Qué personas pueden auxiliarme, ayudarme o instruirme para alcanzar mi objetivo?
  4. d) ¿Cuáles son los pasos que debo dar para alcanzar este objetivo?
  5. e) ¿Qué cambios estoy dispuesto a hacer yo para alcanzarlo?

 5) Una vez claras las respuestas a estos cuestionamientos, establecer una «tabla de tiempos». Es decir: Ponerle fecha a cada uno de los pasos a seguir, con el fin de estar seguros que realmente alcanzaremos el objetivo.

Las fechas son importantes, porque nos permiten realizar el plan de trabajo. Nos acercan a la realización de nuestros sueños y proyectos. Pero sobre todo: Son la prueba ineludible de si estamos trabajando o no en conseguir nuestro sueño.

 ¿Suena muy difícil? Si piensas que lo es, así será. Por eso es importante dividir en pequeñas facetas los grandes proyectos.

 ¿Nunca haz hecho algo tan elaborado para tomar unas vacaciones, comprarte un auto o ir de shopping? Bueno, pregúntate cuántas de las idas de  shopping eran realmente necesarias; cuánto tiempo estuviste pagando esas vacaciones y si el auto fue la mejor decisión.

 No se trata aquí de culpabilizarte por tus adquisiciones materiales anteriores, sino de reestructurar la vida que tienes hoy para que tu vida del mañana sea mejor.   Los sueños sólo pueden materializarse cuando nos enfocamos en hacerlos realidad. Y eso, toma tiempo, planeación, esfuerzo, recursos, pero sobre todo: «Decisión».


¿Cómo quieres que sea tu futuro?

¡Constrúyelo hoy!