Carta a mamá…

0

Querida madre, te escribo estos renglones con todo el amor y la paciencia del mundo.
Recuerdo con gran exactitud tu rostro al decirte que ya no quería que me cepillaras el cabello, ni que escogieras mi ropa, ni tampoco que me compraras más juguetes.

Empecé a crecer, empecé a buscar mi propio estilo y tú como la gran madre que eras sólo podías apoyarme, sabías que ese momento tarde o temprano iba a ocurrir, yo iba a crecer…
Para ti pareciera ayer el día que me ayudaste a construir un castillo de arena o el día en que me enseñaste a dibujar. Sí mami, que rápido pasó el tiempo, pero con él no se fue ni la mitad del amor que te guardo en el corazón.
Estuviste en los mejores momentos de mi vida, soportaste muchas noches mi llanto y me cobijaste cuando tenía frío. Fuiste mi primer significa del amor y así te fuiste convirtiendo en mi gran amor. Jamás me soltaste la mano, si yo caía tú estabas ahí para levantarme y como no amarte más que a nada en este mundo si tú me lo diste todo, desde la vida hasta esos zapatos rojos que tanto me gustaban ¿recuerdas?

Quiero que sepas que aunque estemos lejos, te llevo dentro de mí, tanto en la memoria como el corazón, nunca te olvidaré, ni siquiera lo intento.

Querida mamá, te amo.