Aún no puedo olvidarte. | Parte I

0

El tiempo ha pasado, he recorrido caminos, visto nuevos horizontes, nuevas personas, he pasado por un dolor inmenso, aceptado el sufrimiento y he aceptado que el tiempo pase, que pase muy lento y yo me vuelvo un poco más viejo, pero lamentablemente no más sabio.

Cada vez que pasas por mi mente, que te encuentro en cada paso que doy y que dejo atrás, estás ahí, porque estás en mi corazón, en mi mente y en toda mi persona. Podría decirte miles de palabras, redactarte miles de líneas, pero lamentablemente eso no serviría de nada. Sólo hay una cosa que quiero decirte cada vez que te marchas…

Puedo estar bien con cualquier cosa, pero contigo me siento tan pequeño. Lamentablemente sé que no podré olvidarte, quisiera encontrar la manera de superarte; supongo que el tiempo ayudará en esto (espero que lo haga). Porque si no lo hace, estaré esperando más y más por ti y esperaré en vano.

No quiero olvidarte, quiero recordarte como lo más hermoso de mi vida, quiero que estés aquí, pero sé que no será así y así que sólo me queda decirte una sola cosa, quizás definitiva: «No quiero olvidarte, porque aún no se cómo hacerlo». Pero tengo la dicha de decir que mi fe me mantiene, fe en mí mismo, que algún día estaré en el otro extremo, dejando a un lado mi  dolor y poniendo mi corazón como medio para poder ser aún más feliz.

Así que no te preocupes; márchate, sé libre, porque en este momento me abrazaré del dolor, de la dicha de sufrir, porque no se sufre por cualquier cosa. Aunque aún no sé cómo olvidarte, encontraré la manera de superarte, la manera de quitarte de mi vida…

Porque en mi vida sólo hay lugar para uno y está claro que ese soy yo.