Así me dejaste… Vacía

0

Te llevaste todo de mí… Exprimiste mis sentimientos al grado de dejarme sin luz, sonrisa, aliento, amor, odio ni tristeza. Ni siquiera puedo sentir rencor, estoy hueca, vacía… Mi ser no puede expresar ningún tipo de sentimiento, ya no sé si todavía te quiero o te odio. Ya no sé si todavía soy capaz de sentir algo; estoy cansada… ¡Fría!

Soy una muñeca de porcelana, agradable a la vista, pero si miras a través de sus ojos te perderás en el vacío inmenso de una vida, en la oscuridad interminable de un alma, en la frialdad de un corazón que ha dejado de latir… Verás a un una muñeca de piel de porcelana, dura al tacto, abrasiva… En espera de que alguien se apiade a arrojarla al suelo para que de una vez pueda romperse en mil pedazos y terminar su agonía.

Tú lo has provocado, me has vaciado y ahora que terminaste de sustraer todo lo bueno que tenía, me abandonas, me dejas tirada en medio de esta vida sin saber qué hacer, levanto mi mano esperando a que tú me ayudes a levantarme, pero pasan el tiempo y tú no apareces.

Decido levantarme, recoger mi cabello para seguir en el camino, apresuro el paso para llegar más rápido a mi final.