19.6 C
New York
martes, octubre 26, 2021
Array

Yo me voy…


Y así, ese día que tanto quería llegó, con una sonrisa en mi cara, con mis ojos llenos de amor, llenos de tu presencia, emocionada por volver a verte. Comencé por verte, sentir tus manos y después lo que tanto necesitaba: un beso, escuchar tu voz, simplemente verte. ¡Qué alegría me dio! qué gusto platicar, qué emoción, te tenía de nuevo y también a la incertidumbre de no saber si sería un instante o todo el día, o quizá, tal vez te quedaras.




¿Cómo pasó el tiempo? Sin pensarlo se me hizo eterno y en realidad sólo fueron unas cuantas horas; cuando la realidad me alcanzó y abrí los ojos dijiste:

“La misión ha terminado” “me tengo que ir”. Algo más importante te interrumpía, algo que no imaginé, no fue lo que esperaba, mi cara de sonriente a triste, mi día de genial a gris, mi sentimiento de incertidumbre.

tumblr_m04j1fGN4G1r8z0pqo1_500_large

Qué triste, pero a la vez que tranquilo se siente mi corazón al descubrir y entender finalmente que la magia se acabó, que los besos no saben igual, que las caricias ya no me llenan, que aunque tienes la misma voz que me encanta y los mismos rasgos que me vuelven loca, ya no significan nada; que sigues siendo el mismo y yo ya no soy la misma, que pensé que podría soportarlo todo pero ya no, esta vez ya no hay nada. Que los silencios regresaron y que la situación entre los dos siempre será la misma.

He aprendido a conocerte y por fin entendí el lugar que ocupo en tu vida; que siempre voy a tenerte en mi mente y presente en mi corazón, porque eres una pieza fundamental de todo de mí.

Me retiro porque creo que ya fue suficiente. Gracias por todo.





 

Artículo anterior¿Hago bien amándote tanto?
Artículo siguienteRecuerdos de ti

Related Articles

Stay Connected

- Advertisement -

Latest Articles