20.2 C
New York
martes, septiembre 21, 2021
Array

Amigo imaginario


De pequeña, recuerdo muy bien, que mis padres decían que algo andaba mal conmigo por tener amigos imaginarios. Es cierto, no fui hija única, y aun si lo hubiera sido, esos amigos igual contarían parte de mi historia desde sus voces irreales.




Tuve amigos imaginarios, creo yo, porque nadie jugaba conmigo y temía a la soledad. Ellos estaban conmigo diario, nunca se aburrían ni se cansaban de jugar; mis amigos imaginarios siempre eran diferentes personas, siempre tenían ganas de contar historias, de escucharme y reír conmigo, eran divertidos y me entendían.

Mi infancia fue una de las mejores épocas de mi vida, mis amigos imaginarios eran los mejores que podía tener, siempre llegaban a  tiempo, dormían a mi lado si estaba asustada, me daban la mano para saltar y nunca decían que algo era imposible y me daban ánimo cuando estaba triste. Gracias a esos amigos imaginarios logré superar una difícil etapa de mi vida y también con ellos sufrí burlas porque decían que «no maduraba», porque algunas personas jamás conocieron algún amigo imaginario.

tumblr_mtfxj94xln1qj5t0qo1_500

Hoy se han invertido los papeles, porque los amigos reales son todo lo que creí encontrar antes, también conocí más amigos imaginarios y lejos de carecer de cuerpo, éstos tienen nombre, apellido y cara, nunca sabes cuándo te muestran la real; son imaginarios porque ellos mismos crean su personalidad para ganarse tu confianza. Te imaginas una persona con la cual puedes contar cuando no es así, las personas imaginarias son comunes y a muchos nos toca encontrarlas, porque es fácil pensar en la bondad, porque no tenemos idea de cuántas cosas han sucedido por sus vidas para llegar a tal punto.

No sé si esté equivocada al llamarles amigos imaginarios o no, lo cierto es que te cambian la vida, ya sea para bien o para mal. Los amigos imaginarios, los buenos, los malos o simplemente ellos, tienen una enseñanza que traerte…

Porque de no ser por ambos, hoy no sería yo.


 

 




Saldaña
Amante del café, estudiante... ¿Escritora? Para nada, sólo un poco loca.

Related Articles

Stay Connected

- Advertisement -

Latest Articles