Aprendí tanto de ti…

0

Aprendí a estar sola, pero a no dejar de contestar tus mensajes, sé incluso qué y cómo escribir para que no notes lo mal que me haces.

Aprendí a no enojarme por todos los malos pretextos para no verme.
Aprendí a no esperarte, pero no a perder la esperanza por estar a tu lado.
Aprendí a ser fría contigo aunque moría de ganas por besarte.
Aprendí a contarte sólo lo necesario, eres celoso aun cuando tú siempre has tenido a alguien más. Incluso ahora sé cómo escuchar tus historias de amor sin que me hieran.
No debemos aprender al mismo ritmo o de la misma manera, porque tú no has aprendido a hacerme feliz, no sabes cómo hacerme amarte, no sabes cómo ser feliz conmigo.
Tal vez sólo has sido mi profesor…

Me has enseñado bien.