Amor y Amistad

0

Llegué con los pies descalzos y ampollados. Sujeta de burlas y heridas que otros me habían hecho. No esperaba nada, quizá sólo que alguien me ayudará a sanar mis heridas. Mi pies estaban bien, pero de manera literal, mi “andar” estaba cansado.

Deseaba encontrarme con esas personas que “te curan”, sin abandonarse a ellas mismas, de esas que te ayudan a levantarte con su ánimo y apoyo, pero que dejan que avanzar sea algo que dependa de ti.  

No se van cuando te has levantado, sólo esperan a que continúes, están ahí alentándote y su aliento parece surtir efecto y ayudarte. Contar con su presencia hace superable todo lo demás.

De esas personas es este día, porque su amor y su apoyo hacen que recobres las fuerzas.

Feliz Día del Amor y a la Amistad a quien estuvo para apoyarme, creyó en mí e hizo que gracias a su apoyo continuara hacia adelante.