¿Amigos ex-novios?

0

Todo el mundo me decía que la amistad después del noviazgo no funcionaba, que donde hubo fuego, las cenizas quedan… Pero no siempre es así y me atreví a comprobarlo.

Ahí estaba él, mirándome con expresión de disculpas, pidiéndome a suplicas una amistad después del éxito no obtenido, después de aquella relación que no había funcionado; invitándome a tratarnos de una manera diferente a probar eso a lo que todos creían imposible.

Lo miré impaciente y decidí aceptar; en un principio creí lo que todos, que tarde o temprano caeríamos en el juego de la tentación, que daríamos ese mal paso que arruinaría nuestra amistad.

Pero cuando ambos nos dimos la oportunidad de analizar el porqué ahora eramos amigos, fue justo cuando comprendimos que nuestra relación no había funcionado porque no había amor o cariño  entre nosotros, solo habían las ganas de estar juntos, la intención.

Con el paso del tiempo nos fuimos tomando cariño… Cariño de amigos, de esos que se preocupan el uno por el otro, de los que de vez en cuando salen a pasear, a divertirse o simplemente a tomarse una cerveza. Los años nos enseñaron a depender amistosamente el uno del otro, nos comprobaron que no siempre los noviazgos terminan en odio, que no tienes que ignorar a tus ex-parejas y lo más importante:

No siempre el fuego deja cenizas, a veces simplemente hace todo polvo para poder empezar de nuevo.