Amarte nunca será un exceso

0

Llega un momento en la vida en que tienes que aceptar que por mucho que ames… No eres valorada.

Que por mucho que escribas… No te leen. Que pides abrazos… Y sólo encuentras muros. Que deseas un beso apasionado y sólo encuentras apatía.

Llega un momento que aunque tengas las manos y el corazón lleno de todas las cosas maravillosas que tienes dentro, en lugar de regalarlo a quien nunca sabrá ni qué hacer con todo eso, es mejor que te lo des a ti.

 Amarte a ti misma nunca será un exceso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llega un instante en que hasta las lágrimas se hartan de salir porque ya no vale la pena hacerlo. Resérvalas mejor para momentos de alegría, deja que salgan cuando valgan la pena y lo decidas tú, no que alguien más lo haga.

Que no tengas que rogar por un momento o por unas palabras.

Llega un momento en la vida donde debes saltar hacia otros lados o te quedarás presa de tus propios pensamientos, con los ojos cerrados, ya que si los abres … Esa realidad terminará carcomiendo todo tu ser.

No olvides… Amarte nunca será un exceso.