¿Alguna vez te has preguntado qué es la felicidad?

0

“En general, un estado de satisfacción debido a la propia situación en el mundo”. -Nicola Abbagnano.

 

Puesto que la felicidad (o placer) es aquello que acompaña a la realización del fin propio de cada ser vivo, la felicidad que le corresponde al hombre es la que le sobreviene cuando realiza la actividad que le es más propia y cuando la realiza de un modo perfecto; es más propio del hombre el alma que el cuerpo por lo que la felicidad humana tendrá que ver más con la actividad del alma que con la del cuerpo; y de las actividades del alma con aquella que corresponde a la parte más típicamente humana, el alma intelectiva o racional.

Como en el alma intelectiva encontramos el entendimiento o intelecto y la voluntad y llamamos virtud a la perfección de una disposición natural, la felicidad más humana es la que corresponde a la vida teorética o de conocimiento (por ello el hombre más feliz es el filósofo, y lo es cuando su razón se dirige al conocimiento de la realidad más perfecta, Dios), y a la vida virtuosa. Finalmente, y desde un punto de vista más realista. Aristóteles también acepta que para ser feliz es necesaria una cantidad moderada de bienes exteriores y afectos humanos, hace consistir la felicidad en la adquisición de la excelencia (virtud) del carácter y de las facultades intelectivas.

3-planes-para-una-reconciliación-perfecta-4

¿Qué esperas para ser feliz?

 

La felicidad es un estado del ánimo que supone una satisfacción. Quien está feliz se siente a gusto, contento y complacido. De todas formas, el concepto de felicidad es subjetivo y relativo. No existe un índice de felicidad o una categoría que haya que alcanzar para que alguien se considere como una persona feliz.

Dicho lo anterior, se puede resumir que la felicidad no es más que un estado de animo que se basa en la sensación de bienestar, plenitud y tranquilidad tanto del alma como del cuerpo, somos seres pensantes individualmente llenos de emociones y experiencias diferentes que pueden cambiar el tipo de nivel de felicidad y/o de las cosas o situaciones que nos emocionan o hacen sentir felices.

Simplemente cosas tan simples como respirar, ver, escuchar son motivos de felicidad, encuentra ese motivo en la vida para sonreír.

“Todo hombre tiene derecho a ser feliz”.

Aristóteles.

 

Referencias: Aristóteles, Moral a Nicómaco, Libro Primero, IV
(Biblioteca Filosófica. Obras filosóficas de Aristóteles. Volumen 1. Traducción: Patricio de Azcárate)