Actúa por amor y no por imposición

2

Al crecer la mayoría de nosotros maduramos, forjamos nuestro carácter y descubrimos lo que nos gusta, lo que queremos en nuestra vida y lo que no queremos en ella. Me he dado cuenta que eso suele suceder sobre todo si terminamos de «crecer» solos, si logramos pasar esa edad sin las responsabilidades que conlleva el matrimonio, deudas y demás.

Esto no quiere decir que todas las personas casadas terminen frustradas, pero eso es más común cuando adquieres ese compromiso sin conocerte realmente, sin estar comprometido con tu propia vida, cuando aprendes a ser responsable de y por otras personas y no sabes cómo hacerte responsable de ti mismo.
Pero, ¿porqué estamos hablando de esto? ¿A dónde queremos llegar? Pues resulta que últimamente he prestado atención a la manera de vivir de quienes me aconsejan como vivir mi vida y entre más veo menos me agradan sus consejos.

La mayoría me dicen que debo tener una pareja, que consiga un novio porque eso es lo normal, que hacen falta los hijos para que nos cuiden cuando seamos viejos, dicen que es maravilloso tener hijos que dan grandes satisfacciones y que nada se le compara; lo más absurdo es cuando dicen que necesitamos una pareja e hijos para que aunque sea tengamos algo de qué preocuparnos.

¡ALTO! No más por favor, todo eso me parece absurdo, nada de lo que me dicen es coherente. ¿Has visto cuántos hijos se olvidan de sus padres sin importar la crianza que estos les hayan dado? Si el tener hijos es lo máximo ¿por qué les gritas todo el tiempo y descargas tus frustraciones y enojos en ellos? ¿Por qué tienes que buscar ilusión en la vida sólo a costillas de otra persona?

tumblr_inline_n2v7tt8pA11qh4iil

Cada vez que escucho comentarios como esos de personas como esas, me doy cuenta de lo pobres que son, pobres de sentimientos, pobres de ambiciones, de metas, de sueños, pobres de pensamiento y tristemente pobres de sentimientos. No se tiene una pareja porque es lo «normal», no se tienen hijos para asegurar tu vejez, ni se forma una familia para poder preocuparte por tu vida. Esas no son cosas que se hacen porque así debe de ser o porque vale más mal acompañado que solo.

Esas son las cosas que se hacen por amor y con conciencia. Primero te amas a ti mismo y así sabrás como amar a otras personas. Decides estar con una persona que, aunque su relación no sea perfecta, sabes que serán los momentos más felices y que sabrán afrontar las adversidades juntos, eliges a alguien con y por amor.
Por amor también decides tener o no tener hijos y sabes que si tu decisión es tenerlos tendrás que dejar muchas cosas de lado, que tendrás que vestirte de paciencia y al mismo tiempo de firmeza, que tendrás que esforzarte muchísimo para hacer crecer y dejar en este mundo a una personita física, espiritual y emocionalmente sana, sabes que esa persona en algún momento será libre, extenderá sus alas y volará hacía sus propios horizontes y no serán precisamente los que tú deseabas.

alone-beautiful-book-girl-Favim.com-2118655

Sabrás que no es responsable de ti en ningún momento. Y si no te sientes capaz o simplemente no quieres eso en tu vida, por amor propio y a alguien inexistente, decidirás no tener hijos y entonces seguirás amando a la persona a tu lado, amándote a ti mismo, a tu soledad e independencia.

No debemos opinar sobre la vida de los demás, pero si en algún momento decides hacerlo y erigirte como juez, primero fíjate que tu vida sea perfecta, que tus palabras vayan de acuerdo a tus acciones, pregunta a las personas a tu alrededor, esposos o hijos, padres o amigos, que es lo que no les gusta de ti, en qué debes mejorar y si recibes una queja o sugerencia de cambio en tu persona, aunque sea sólo una; entonces ocúpate primero en tu vida, guarda tus comentarios, críticas, tus opiniones y leyes sobre lo que es normal. Deja que los demás vivan su vida como mejor les parezca. Deja que cada quien busque su propia felicidad.

Y a ti que recibes esos comentarios y consejos, aprende a obviar comentarios incoherentes, consejos absurdos y pensamientos cortos o hasta ignorantes.


2 COMENTARIOS