Abriste la puerta a un infierno…

0

Te encontré aquel día cuando más te necesitaba, llegaste con tu mirada tierna, tu sonrisa encantadora y esa personalidad que parecía maravillosa, honesta, única, tan afín a mí, parecía la solución, el remedio, el bálsamo que curaría mi alma tan lastimada y herida.

Al pasar los días todo parecía mágico, era como escrito por nosotros para nosotros, tus mensajes tus atenciones tus palabras amables tu interés en mí, las frases tiernas dichas en el momento adecuado para refrescar mi alma y dar calor a mi corazón, todo eso me fue enamorando rápido o poco a poco, no sé por qué contigo se perdía la noción del tiempo, el tiempo no existía más, sólo éramos tú y yo, fundidos en aquellos abrazos, unidos por aquellos besos que sabían a miel a verdad, esos besos que parecían un pedacito  de cielo en tus labios y que eran sólo para mí.

Todo era mágico e increíble pero sobre todo irreal, porque de pronto todo acabó. Quién iba a decir que lo que parecía el cielo era tan sólo la puerta del infierno, infierno al que tú me arrastraste y en el cual entré por probar lo que era azufre con sabor a miel de tus labios; deseados y malditos labios  que una vez amé y que ahora aborrezco.

De pronto las certezas se convirtieron en dudas, las respuestas en preguntas, los sueños se me fueron de la vida como agua entre los dedos, las ilusiones se convirtieron en decepciones, odié lo que ayer tanto anhelaba, las sonrisas se convirtieron en llanto, llanto amargo, llanto lleno de dolor;

tumblr_lcf4etVqTt1qb34xco1_500_large


mi alma se fue de mí y el corazón, que antes estaba sólo lastimado, no soportó más y estalló en mas de mil pedazos, ahora nada tenía sentido. Tonta fui por creer que una daga en el corazón podía curarme.

¿Por qué me hiciste esto? ¿Por qué te fuiste de mí? ¿Por qué me elegiste a mí para tu acción cruel y despiadada? ¿Por qué a mí? En realidad nunca sabré porque actuaste de esa manera, tal vez hubo razón o tal vez nunca existió razón alguna, los cobardes no necesitan razones para lastimar un corazón; actúan sólo por su ego, no  piensan ni sienten pero sobre todo no aman, tan sólo fingen amar y van por ahí jugando con los sentimientos de los demás, coleccionando nombres, y arrancando el alma y la vida a cualquier corazón ingenuo y pisoteando el amor sincero.

No sé si algún día podré superar esto, si algún día dejaré de sentir que muero con cada despertar y con cada recuerdo, si algún día dejaré de sentir este dolor o mejor dicho, si algún día volveré a sentir algo, por más mínimo que sea, porque ahora no logro sentir nada; me siento vacía, ya no puedo ni siquiera llorar, me salvaste aquel día para poder ser tú quien me matara por completo, me dejaste muerta en vida y sin ninguna explicación que me diera una pequeña esperanza de volver a vivir.

 Ahora sólo sé que cualquier pecado que cometí en el pasado lo he pagado al conocerte, al toparme en tu camino y creerte mi destino…