A veces quieres olvidar, sin dejar de recordar…

0

Soy ese tipo que es como la moda, pasajera; soy esa persona que es duro y frío por fuera pero que sonríe y llora como un chico cualquiera.

Soy aquel que recuerda mientras está sentado en una piedra.

Soy soledad, pero también soy compañía; soy el triunfo, pero también el fracaso; soy el que lastima, pero también al que han lastimado.

Soy recuerdo, aunque a veces no soy muy cuerdo; soy olvido aunque para otros yo estoy vivo; soy melancolía escribiendo como siempre solía atrapado en una vida, soy la ilusión de forjar una alegría.

Laura-Makabresku-Lonely-boy-on-the-river

Entonces llega el día en el que ella toma su camino y decide marcharse abriéndole la puerta a otro instante.

Diciéndole adiós al pasado, despidiéndose del recuerdo de un loco enamorado, llevando en sus maletas los momentos que los dos coleccionaron, dejando plasmado su tesoro más anhelado.

Él la amó, ella sólo se alejó, buscó una puerta diferente que le devolviera lo que ella creía es lo que merece…

Él sólo quiere olvidar, pero:

¿Cómo olvidar sin  dejar de recordar?