A ti, mi fiel compañera de vida…

0

Eres mi hermana, aquella persona que con su sabiduría día tras día me enseña las cosas esenciales de vida, aquella que ha sido capaz de romper algunas reglas, simplemente por conseguir lo que algunos llaman sueños, los cuales tú conviertes en realidad a tu manera, con tus colores y en los momentos que tú determinas correctos.

A pesar de ser la pequeña de la casa, eres la más grande en cuanto tus sentimientos, tienes tanto para entregar, que es una verdadera lástima que hasta hoy no exista un compañero de vida que valore aquello y que te quiera así tal cual eres, un poco terca, un poco extravagante, un poco acelerada, un poco soñadora, en simples palabras: Tú.

La vida no ha sido fácil, la mayoría de las veces las cosas no han resultado como tanto lo esperábamos; siempre recuerdo aquellas veces en que habían cosas que tanto anhelábamos, por las cuales nos habíamos esforzado tanto, pero las que, sin embargo y por una cruel decisión, del destino, no resultaron…

Cuando los días se pintaban de gris y bastante ennegrecidos,  lo único a lo cual yo sabía acudir era a las lágrimas, siempre te dije que para mí, esa era la mejor forma de descongestionar el alma y seguir enfrentando a duras penas.

Pero tú no, tú siempre has sido diferente… Tú querida hermana y amiga, me demostraste que cuando la tormenta hacía estragos en la vida, había que salir, levantar la cara y dejar por un rato que la lluvia regara nuestro rostro, llevándose consigo todo el dolor del alma, abriendo los ojos y disfrutando del paisaje, de la pureza que trae la tormenta, del luminoso sol que posteriormente hace presencia… Fue recién en ese momento en que le tomé el verdadero sentido a la vida.

C-02-11

Es que de eso se trataba, de salir, de enfrentar el mundo, de luchar, de dar la cara a los problemas, de ser libre de la tristeza, que nada bueno trae consigo; se trataba de apreciar de otra forma el paisaje, pensando desde el  fondo del  corazón que las dificultades sólo nos podían transformar en mejores personas.

Siempre tú has estado y confío ciegamente en que estarás siempre a mi lado, eres mi hermana, mi amiga, mi consejera, mi defensora, aquella fiel compañía con la cual la vida me enseñó que los días son maravillosos y que absolutamente nunca estarán en soledad.

Me has visto caer, derramar lágrimas, tropezar con miles de piedras en el camino, abandonar las ilusiones por las cuales tanto tiempo había luchado, fuiste el fiel testigo cuando rompieron mi corazón y me tuviste que reparar y levantar a punta de derrumbes diarios… Simplemente eres mi todo.

Hoy para ti, mi fiel compañía sólo tengo palabras de agradecimiento, te doy infinitas gracias por tu cariño, por ser tú, a tu modo, a la cual le importa un bledo lo que el mundo tenga para opinar; gracias por tener a la mano siempre un pañuelo para cobijar las lágrimas de mis días tristes; gracias por darme el coraje para tomar las decisiones que tanto anhelo en mi vida, por enseñarme que seguir los pasos que asigne el corazón será lo mejor que podré hacer en la vida.

tumblr_lpm3ywOXVp1qa4fuso1_500_large

Por ti, puedo sonreír, por ti descubrí que las promesas se deben cumplir, cueste lo que cueste, por ti pude comprender que no hay momento más feliz que lograr los sueños, por ti entendí que alguien que no tiene el coraje para decir “Te necesito” no será un buen compañero de vida nunca; por ti hoy disfruto mi libertad, aquella que ciegamente llamaba soledadPor ti hoy soy  la mujer fuerte, aquella sin miedo a  mostrarse al mundo tal cual es, sin importar los defectos. Por ti después de mucho tiempo vuelvo a sonreír, con la única esperanza de que pase lo que pase, mañana será un día mejor.

Finalmente querida hermana, hoy prometo que pase lo que pase estaremos unidas, enfrentado todas las piedras que se nos presenten en el camino, con la absoluta certeza de que saldremos adelante una vez más.

Gracias por ser mi fiel compañía, con la cual das abrigo a los días nublados que se nos presentan en el momento menos indicado… Gracias por secar mis lágrimas y cobijar mi alma…

Te quiere, tu hermana.