A él no le gustas tanto…

0

Desde la primera vez que vi esta película me gustó bastante por las diversas relaciones amorosas que se exponen en ella. En las cuales podemos darnos cuenta cómo el amor se va desgastando, se fortalece o nace.

A él no le gustas tanto o también conocida como: Simplemente no te quiere, te hace pensar en la forma en que muchas veces caemos en la obsesión de encontrar a alguien a quien amar y que nos ame, las locuras que podemos llegar a cometer llevados por esta circunstancia e incluso por haber tomado decisiones en el departamento del amor muy a la ligera.

La esencia de esta película es el análisis del comportamiento tanto femenino como masculino, al relacionarse con el otro género, ya sea de manera sentimental o meramente física. Aunque el título sugiere y al principio parece ser sólo una película romántica más, hecha para las mujeres, creo que tiene cosas bastantes ciertas acerca del comportamiento masculino fuera y dentro de una relación.

He visto esta película un sin fin de veces, y en cada una de ellas, he logrado identificarme en un personaje distinto, logrando descubrir cosas distintas cada vez.

Probablemente para muchos sea una película sin mucha profundidad o superficial, pero bien se pueden aprender unas cuantas lecciones de ella:

Si quiere hablar contigo, llamarte, invitarte a salir o algo por el estilo, lo hará. Sin excusas de ningún tipo. Esto aplica tanto para hombres como mujeres, porque cuando realmente quieres salir o estar con alguien, haces que suceda.

Alguien quien solamente te busca cuando se siente solo o te necesita para algo, no es alguien que esté interesado en ti más allá de sus momentos de soledad.

Tener una relación con quien tiene otro compromiso, sólo va a dejar corazones rotos.

Quién miente o engaña una vez, no le será difícil volver a hacerlo.

El ser alguien obsesionado con encontrar el amor, no te garantiza encontrarlo, así como tampoco el estarlo eludiendo de todas las maneras posibles.

Algunas veces se debe ceder a lo que la otra persona le hace feliz.

El enamorarse es una completa locura y puede que no siempre se consiga el éxito, pero vale la pena el intentarlo.

Puede que encontremos a esa persona quien será nuestra excepción, no una, si no, varias veces.

El final feliz no siempre es encontrar a ésa ser especial después de tantos errores cometidos, a veces el final feliz eres tú sola, reconstruyéndote,  viendo por ti misma, cumpliendo tus sueños.