7 cosas que cambiarán tu humor rápidamente.

0

¿Has mandado a volar todo cuando tienes un mal día? ¿renuncias a todo cuando las cosas no están saliendo como tú quieres? Es fácil decirse a uno mismo que estás haciendo todo bien en tu relación, trabajo y amigos o en la búsqueda del amor;  entonces ¿por qué no obtienes los resultados que quieres?

En lugar de tirar la toalla, hay otras maneras de combatir la tristeza: encuentra la alegría en las pequeñas cosas.

  1. Respira

He escuchado hablar a muchos del gran valor que tiene la respiración, pero no fue hasta que mi acupunturista me habló de su poder cuando tenía molestias físicas que me decidí a escribir “RESPIRA” en mi agenda en tres semanas, para recordarlo diariamente. Para mi sorpresa, descubrí que aunque me sintiera estresada, ya fuera por el nerviosismo de algún evento o por no haber terminado todo lo que tenía planeado para ese día, la carga de estrés flotaba por sí sola y se iba cuando a conciencia me tomaba de 5 a 8 segundos para respirar.

Si el estrés regresaba, esas respiraciones se lo llevaban otra vez. Si de repente te encuentras a ti misma respirando profundamente 16 veces al día… que regalo tan  bello para tu bienestar físico.

  1. Escucha y siente la música

Ya sea rock ´n roll, blues, jazz o música para relajación, con sólo 5 o 10 minutos de meterte por completo en la música y sentirla es como quitarte un gran peso de encima. Si estás en un lugar donde otras personas se te puedan quedar viendo, sólo ponte tus audífonos y listo; si necesitas parecer ocupado porque estás en el trabajo, ponte a hacer unos garabatos mientras escuchas la música. Serás más eficiente en 5 minutos cuando tus emociones no estén atrapadas dentro de ti y la música haya ayudado a disiparlas.

  1. Toma una siesta

(o descansa por 5 minutos) Cuando pongo música relajante, me recuesto y tomo un gran respiro, yo misma me transporto a un lugar de calma, sobretodo en un día estresante, sólo siéntate o recuéstate dos o más veces hasta que encuentres paz. Si estás en un lugar público y no hay sillones o sillas que puedas usar, usa la versión más aceptable: el sanitario.

2

  1. Come algo saludable

Sólo te tomará un minuto o dos comer una manzana o pelar una naranja y nadie te va a culpar por tomarte un descanso. Incluso puedes probar diferentes bocadillos y si te gustan las frutas puedes intentar hacer una malteada de moras o duraznos.

  1. Deshazte del desorden

Has un pacto contigo misma y deshazte de todo aquello que no sirve, borra todo los correos de los últimos meses o arregla los problemas de tu relación. Prométete a ti misma leer por 15 o 30minutos ese libro que tanto querías leer, ve series de televisión, has yoga o ejercicio. O simplemente puedes poner tus pies sobre una banquita en el parque o detrás de tu casa sin ninguna preocupación. Recuerda respirar profundamente.

  1. Recuerda con viejas fotografías

Saca esas viejas fotos (de un álbum y online) y revive esos momentos, recuerda que tan bien te sentías cuando te tomaron esas fotos. Si eso te mantiene en paz puedes pasarte viendo varias fotos por 50 minutos en lugar de sólo 5. Siente como tu nivel de estrés disminuye;  agenda otro momento para disfrutar de tus fotos o mejor aún, planea unas vacaciones de verdad incluso si son en un futuro lejano.

  1. Sé curioso

Usa «aformaciones» (preguntas para una afirmación) para planear tu futuro. Por ejemplo, una afirmación es: Estoy en paz y calma; una aformación preguntaría: ¿Cómo llegue tan fácil a estar en paz y en calma? La mente escucha una pregunta e inmediatamente se concentra en buscar una respuesta. Tu ¿por qué estoy tan emocionada por el viaje? Planta la semilla de la anticipación, y el simple acto de visualizar ese viaje es comparable con llenar de gas el tanque y estar lista para partir.

Si has intentado cualquiera o todas de esas siete opciones y sigues teniendo días malos, tienes que saber que es difícil deshacerte de la letargia, pero no olvides que siempre puedes hablarle a un amigo o buscar nuevas formas de combatir el estrés, e intentar algo nuevo. No tiene nada que perder, has lo que te funcione mejor. Creer es el primer paso hacia la felicidad y paz, tener paz y felicidad es el primer paso para el éxito y una relación maravillosa.

FUENTE: yourtango.com