A veces llega la ocasión en la que te das cuenta de ciertas cosas,..." />Yo no creía en el amor a primera vista, hasta que la conocí – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en noviembre 22nd, 2016 | by Diego P. Bernal

0

Yo no creía en el amor a primera vista, hasta que la conocí

A veces llega la ocasión en la que te das cuenta de ciertas cosas, donde te percatas de si todo es real o no y claramente hablo de varios sucesos que me han pasado estos últimos días, hablo especialmente de las nuevas amistades, de las nuevas cosas que me están tocando vivir.

Hoy veo cómo he hecho nuevos amigos, he visto cómo cada vez las personas que acabo de conocer se vuelven especiales y veo también la facilidad con la que hoy en día puedo hacer amigos, a comparación de antes que me costaba tanto. Empiezo a conocer gente nueva, también a personas con los mismos gustos que yo y con mis mismos pasatiempos. Es grandioso ver gente así, pero en sí de eso se trata, de juntarte con amigos con los cuales valga la pena perder el tiempo. Quizás sea corto el tiempo en que he estado conociendo amistades, pero es sorprendente cómo han cambiado las cosas para mí; ya no es lo misma rutina, o quizás haya un nueva rutina ahora, pero no siempre es igual como lo era antes, porque esta vez, cada día cambia algo.

También me ha topado con algo que se llama destino, o eso parece, la verdad fue lo más sorprendente de todo esto. Y es que conociendo a muchas mujeres, sólo me ha interesando demasiado ¡una! y todo ocurrió cuando a ella la vi por primera vez. A partir de ahí mi mirada no se ha apartado de ella, y más con esos ojos tan mágicos y encantadores.

Ella es única y especial para mí, y por ella haría muchas cosas aunque  quizás no se dé cuenta. Y bueno admito que me gusta cuando me mira, porque cuando lo hace yo también lo hago, la miro y me pierdo en sus ojos que me hipnotizan. Y cuando sonríe, es algo inigualable… cuando sonríe es capaz de matar mis tristezas, mi aburrimiento, mis preocupaciones y hasta mis sufrimientos. Y si hablara de su risa, esa risa tan bella, esa risa que jamás me cansaría de escuchar a diario y menos si fuera yo el que la causara ¡eso me causaría una sensación magnifica!

Su risa es como una melodía para mis oídos, quizás es la melodía con la que alguien puede romper el silencio más incomodo. Ella es tan maravillosa que a veces no puedo creer cómo muchos hombres no hayan notado lo hermosa que es, y no sólo hablo del físico que es lo que menos me importa, hablo de lo hermosa que es por dentro, su personalidad, tu ternura, su timidez, es hermosa hablando en todos los sentidos. Y qué mal por esos hombres, o quizás ellos no tienen la culpa, quizás yo soy muy afortunado al haberla conocido, no lo sé, quizás algo tenga que ver el destino, que gracias a ella comencé a creer en el.

A mi parecer… creo que estoy soñando, porque nunca me creeré que la haya conocido. Para mí fue amor a primera vista y déjenme decirles que yo nunca creí en eso, y mírenme ahora, ella me hizo cambiar completamente de opinión. Es pronto para decir esto, pero creo que la empiezo a querer…

shutterstock_519971461

Y tengo una sensación, que ojalá sea errónea, de que ella será sólo una utopía, un sueño inalcanzable, que quizás sea como el cielo y no podré tocarla, simplemente podré verla y nunca podré tenerla en mis brazos y decirle cuánto la quiero o lo bonita que se ve para mí.

Admito que me consume la desesperación, porque siento que a veces me ignora, me despedaza, me destroza saber que para ella quizás no valgo nada, aunque le esté demostrando a diario cuánto valgo. Pero también admito que ella me vuelve loco y me pone nervioso cuando estoy a su lado y me muero cuando estamos ella y yo platicando solos, eso me mata de nervios y me hace muy feliz, porque me encanta escucharla mientras la miro a los ojos y me pierdo, es una alegría inigualable a ningún otra cosa.

Y si a ella no le gusto nada, me parece bien, así tendré que esforzarme más, así tendré que ser más creativo, así tendré que luchar más por conseguir un poco de su tiempo para que piense en mí, ojalá logre hacer que me extrañe aunque sea por un día. Enamorarla sería todo un reto que tendría que hacer a diario, poco a poco, aunque me cueste demasiado, pero dicen que cuando te esfuerzas por algo, la recompensa es satisfactoria. Y yo no soy de esos que se rinden con facilidad y menos si es por alguien que considero que vale la pena. Yo sé que esto no será algo fácil y mucho menos corto, yo sé que me llevará quizás muchos meses, pero al final le haré saber que YO NO SOY IGUAL A CUALQUIER OTRO HOMBRE.

Al parecer este escrito va enfocado en ella, aunque no haya pensado que terminaría hablando de ella en la mayor parte del texto.

En fin, el hecho de haberla conocido me hace muy feliz y estaré siempre feliz el tiempo que tenga el placer de su compañía, que así pueden ser 10 minutos, 2 años, o treinta… Y no importa si duramos años conociéndonos y sigamos siendo amigos, con el simple hecho de saber de ella me basta, de eso a nada, está bien ser amigos.

PD: Aún no estoy enamorado, simplemente estoy sorprendido por lo tanto que ella me ha llamado la atención, no me había topado con una chica así.


Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio