Quizá aún no sepa con certeza lo que quiero, a pesar de l..." /> Ya no me quiero a tu lado… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en marzo 7th, 2016 | by Mayeli Tellez

0

Ya no me quiero a tu lado…


Quizá aún no sepa con certeza lo que quiero, a pesar de los muchos años en que llevo preguntándomelo. Tal vez no tengo fijo un rumbo que seguir para alcanzar mis metas, que no sea el confiar en mí. Y aunque mi mente sea un total caos en algunas ocasiones, lo que sí tengo claro, es lo que NO quiero… Y has pasado a formar parte de ello.

Si bien es cierto que jamás terminamos de conocernos del todo ni siquiera nosotros mismos, lo que logramos conocer resulta de vital importancia para alcanzar aquel estado ideal llamado felicidad; ya sabes, sentirte bien, sonreír, progresar.

Y al mismo tiempo en que conocemos lo que nos hace felices, descubrimos también todo aquello que nos hace sentir fatalmente, lo que nos pone tristes o enojados, lo que nos baja el ánimo hasta los suelos.

Desgraciadamente y en muchas ocasiones, en la búsqueda desesperada de sentirnos plenos, caemos en aquello que nos lastima, creyendo que esta vez será diferente, que las cosas cambiarán o que todo podría tomar un giro inesperado. Nos atrevemos a saltar a un vacío en donde bien sabemos que habrán espinas al fondo, pero creemos que con desearlo, aquellas espinas se convertirán en algodón… ¡Qué tontería!

 

Y eso más o menos, es lo que me pasó contigo. ¿Para qué mentir? Creo que confié demasiado en algo que no pintaba futuro por ninguno de sus lados. Y busqué convencerme de que las personas cambian, que pueden darte sorpresas… Pero las acciones siempre dicen más que las palabras, y bueno, ni tus acciones ni tus palabras me decían nada.

Y sé lo que piensas, el error fue mío… Tienes razón. ¿Qué clase de persona idiota confía en otra persona que no confía ni en sí misma? Y está ahí el mayor problema: buscar sentir al lado de alguien que no siente, esperar algo de alguien que no tiene nada para dar. El problema es mío por creer en ti, cuando ni siquiera tú mismo puedes hacerlo.

Me cuesta entender tu actitud, tu indiferencia momentánea. Me cuesta creer que dijeras que me quieres, pero no te esfuerzas en hacerme sentir que es verdad. Intento ser fuerte, pero esta situación es nueva para mí y no sé qué debo hacer, no sé cómo seguir a tu lado sin arriesgarme a perderlo todo.

 

Te quiero… Si no fuese así, no seguirías aquí; no estaría escribiendo esto. Pero eso no quiere decir que me sentaré a esperar a que tú también sientas algo por mí. No quiero volver a desilusionarme con tus mensajes tan secos cada vez que cruces la puerta y te vea marchar.

No debí bajar la guardia, no debí permitir que esto llegara tan lejos, no debí traicionar mis ideales. No debí tomar el riego que involucraba estar a tu lado… Y es por eso que ya no te quiero conmigo, ya no me quiero queriéndote ni pensando en cosas que no sucederán.

Mientras tanto tú, estoy segura de que el tenerme o no en tu vida, no es algo que presente relevancia. Espero que alguna vez puedas tomar a alguien en serio, que no te escondas tras un caparazón y finjas que nada te importa…

Y sobre todo, espero que llegues a creer en ti mismo, como tontamente yo lo hice alguna vez.



Publicado por

Cuando te sientes feliz, triste, confundido, enamorado o con el ánimo por los suelos, el hecho de saber que en alguna parte del mundo hay más personas pasando y sintiendo lo mismo que tú, ayuda a aclarar la mente... o cuando menos a no sentirte sólo al estar inmerso en aquellas emociones. No hay nada más gratificante que encontrar las palabras exactas que describan lo que sientes, que te permitan expresarte y hacer saber a los demás lo que piensas. Disfruta cada letra, haz tuya cada palabra y pon tu mente a volar.



Deja un comentario

Subir ↑