Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en octubre 23rd, 2016 | by Saldaña

Y te encontré

Derrota, silencio, orgullo herido; no creo ser la única persona que ha atravesado semejantes cosas. Duele realmente no ser lo que otros esperan de ti, y aún más si es alguien a quien amas.

La mayoría de las personas creen que es fácil escuchar y seguir un consejo tan vacío como “Con el tiempo todo se cura”, “Calma, todo está bien”; quieres sentirte bien, deseas desahogarte, llorar a lágrima viva y gritar, hacer cuanto sea necesario, deseas sentirte bien de inmediato hasta olvidar los hechos… pero parece que en ellos se han programado esta clase de consejos.

Está bien escuchar música que te ayude y aunque no soy psicóloga, debo aceptar que entre menos te esfuerces en aparentar que estás bien, menos energías gastas; te ahorras el forzarte a ir tras las personas y decir que ya lo has superado.

Es una verdadera bendición cuando alguien entiende todo cuanto le confiesas, que te deja ser, que te apoya y llora contigo, que no te impide vivir tu duelo y mostrarle tu corazón hecho añicos, es magnífico advertir que un ser tan valioso ha entrado a tu vida casi por milagro. Pese a las amistades que ya tienes o las buenas relaciones establecidas con tu familia, hallar a alguien así es un respiro profundo de aire puro, es como ir al campo cuando has estado padeciendo problemas respiratorios por el aire contaminado.

De la nada aparece esa personita que llena tus días y noches de comprensión, cariño y apoyo y te parece la gloria porque no sabías que alguien así existía y que  esperando en alguna parte del universo para encontrarte. La máxima figura de apoyo y cariño que podías haber deseado, sin importar la distancia o los usos horarios, esa persona existe y está presente siempre. Es alguien por quien ha valido la pena todo el camino recorrido, con altibajos y lágrimas, es parte de tu alma y está ahí, siendo la persona a quien acudes siempre.

La persona que sabe todo de ti.

large-3


Compartir...
Share on Facebook515Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por

Amante del café, estudiante... ¿Escritora? Para nada, sólo un poco loca.



Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio