Y ahí estaba…

0
Couple having coffee at sidewalk cafe

Y ahí estaba, como siempre lo había imaginado, frente a mí, para mí, dispuesto a quererme, o más bien ya lo estaba haciendo, pero ahora estaba aquí, conmigo, para amarme y compartir las cosas que nos gustaban o las que nos disgustaban también. Y lo vi como el primer día que lo recuerdo, que jamás se lo he dicho, pero lo pensé, y en mi mente ya lo imaginaba a mi lado, obviamente de haberlo sabido hubiera huido de mí, o eso creo.

Jamás olvidaré cuando me sonrió por primera vez, cuando se medio cerraron sus ojos y sonrió y en ese momento lo supe, supe que me perdería en su mirada, y que pasara lo que pasara no podría lastimarme, él no era esa clase de persona, al menos no con intención.

Supe que ya estaba encantada, que sólo verlo me generaba emociones que jamás había sentido y que quería detener el tiempo a su lado, para no dejar de hablar de trivialidades, de banalidades, no quería dejar de mirarlo y no quería sentir que dejaba de verme, pero también quería correr a casa y escribir, escribir de él y todo lo que provocaba en mí.

Entonces comprendí que después de tanto cerrarme o haber querido hacerlo, no pude, me encontraba aquí frente a él, imaginando qué pensaría de mí y comprendiendo que ahora ya empezaba otra vez este proceso de amor y desamor, que esta vez, ahora sí, quería hacer todo bien…

Supe que sí, sus ojos me decían que quería arriesgarme a todo.