Síguenos en Facebook:


Calidad de vida

Publicado en abril 24th, 2015 | by Mayeli Tellez

Una carta para mamá, en su cumpleaños.

Las palabras no son suficientes para tratar de describir el gran amor y admiración que siento por ti. Eres una mujer tan fuerte y bella, que parece mentira que me haya tocado la suerte de tenerte conmigo. Amo cuando sonríes, amo cuando me abrazas y sobre todo, amo cuando sé que estarás ahí para mí en cuanto te necesite.


Me has contado que tuviste errores, que te gustaría regresar el tiempo para poder ser mejor ¿pero sabes? Para mí no existe mayor perfección que tú cuando esbozas una sonrisa, que tú cuando me dices que me amas, que tú siendo mi mamá.

Te tocó una vida difícil, y aunque en ocasiones te sintieras derrotada, supiste seguir caminando en la vida. Quiero decirte que lo que tú has logrado, lo han logrado muy pocos. Tu valentía y firmeza incluso me hacen creer que no tienes problemas, aun cuando sé que sí. Tu voz me hace sentir tranquila, tus consejos me hacen sentir segura, tus abrazos me hacen sentir protegida… TÚ, me haces sentir la hija más afortunada del mundo.

A veces me molesta que puedas creer que no te ves bonita, y claro, todos tenemos nuestros momentos en que pareciera que nada nos queda; pero ¡Dios! Eres preciosa con lo que sea que te pongas. Siempre encuentras la manera de no dejarme duda de que, si de verdad no existe la perfección, tú eres lo más cercano a ella, y digo lo más cercano aunque en realidad para mí si existe la perfección, y esa eres Tú siendo mi mamá, mi amiga, mi confidente… siendo mujer, y siendo simplemente tú misma.

Hoy es un día especial, porque en una fecha como esta viniste al mundo. Dios no se equivocó al soplarte vida, no se equivocó al darte las enseñanzas que debías aprender por duras que sean, no se equivocó al ponerte en la vida de mi papá y no equivocó al permitirles formar nuestra pequeña y bella familia.

3

Has vivido más que yo, y es por eso que me cuidas y procuras tanto, es por eso que intentas en mayor medida el que vaya por un buen camino y poder cumplir mis propias metas. Es perfecto el equilibrio entre cuidado y libertad que tú y mi papá me brindan. Gracias por la confianza, porque aunque he llegado a defraudarte, no dejas de creer en mí.

Te pido disculpas por las veces que te he causado dolores de cabeza, las ocasiones en que he llegado a ser grosera o pude ofenderte sin quererlo. Perdón si he tomado decisiones que no te parecías las adecuadas y aun así me hiciste saber que cada vez que cayera estarías ahí para sostenerme. Gracias por extenderme tus brazos y escucharme cuando no paraba de derramar lágrimas, aun cuando eso te partía el corazón.

Tú lo mereces todo, y de eso no me queda duda. Mereces vivir tranquila después de tantos años de arduo trabajo al igual que mi papá. Si hoy estoy donde estoy y contenta con lo que soy, es por ustedes, por sus cuidados y tolerancia. Por dejarme volar sabiendo que siempre podré regresar al hermoso nido que ustedes han construido. Por estar al pendiente de lo que necesite.

Eres maravillosa, y faltan muchas palabras que mereces escuchar, pero prefiero dedicarme a ser una mujer de bien para que estés orgullosa de mi. Te amo, amo la mujer que eres y amo que seas mi madre.

Sigue siendo una luchona, sigue siendo preciosa, sigue siendo tú. Hoy, como otros años, gracias a Dios por otro año de vida a la mujer más importante de mis días y de mi vida. Mamá, ¡Muchas felicidades!.

 

 

 

Escrito por: Mayeli Tellez


Publicado por

Cuando te sientes feliz, triste, confundido, enamorado o con el ánimo por los suelos, el hecho de saber que en alguna parte del mundo hay más personas pasando y sintiendo lo mismo que tú, ayuda a aclarar la mente... o cuando menos a no sentirte sólo al estar inmerso en aquellas emociones. No hay nada más gratificante que encontrar las palabras exactas que describan lo que sientes, que te permitan expresarte y hacer saber a los demás lo que piensas. Disfruta cada letra, haz tuya cada palabra y pon tu mente a volar.



Subir ↑