Emprenderé ese viaje, un viaje sin final, sin destino, apu..." /> Un viaje sin destino – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Publicado en enero 2nd, 2016 | by Jose Angel Cordova

2

Un viaje sin destino


Emprenderé ese viaje, un viaje sin final, sin destino, apuntando a cualquier dirección. Quiero llegar a un lugar desconocido, desolado y ser una suspirante alma vacía; sumergido de cabeza en un abismo, sin nada a que aferrarme y que lo último que suene sea mi llanto.

Miro las estrellas y parece como si me hablaran, como si me dijeran que todo está bien, o tal vez me inviten a formar parte de su firmamento. Parece que la vida es algo más que un viaje sin final, me gustaría perderlo todo y comenzar de nuevo.

Surge a través de mí una ausencia de auto-control, no sé en qué momento estuve equivocado, no sé en qué momento me perdí. No necesito estos cansados ojos para enfocarme en lo que deseo, sé que he perdido un millón de veces y que al parecer no aprenderé.

Mis notas ya no hablan de amor sino de dolor, quiero encontrar la fuerza para armarme de valor y enfrentar mi oscuro pasado, quiero encontrar la súplica drenada en lágrimas que broten de mis ojos. Estoy triste y harto de estarlo, pero me gusta el dolor, eso saca lo mejor de mí.

No necesito mostrar demasiado, sólo demuestro lo suficiente para que entierres tu cabeza en esto. No, ya no quiero formar parte de tu mundo, de tu tonto mundo. Creo que me siento mejor en el final porque siempre tuviste la culpa de esto.

Formándome con cicatrices; una se abrió dos veces, ésta otra se hizo a base de recuerdos y la última no la veo, pero me duele demasiado porque es la que no te importa. Y aunque me siente a esperar algo, sé que nunca lo encontraré por aquí.


03154836562062049171

Sé lo que estoy buscando, algún lugar cercano, algún lugar seguro. Todo lo que hice fue tratar de conseguirlo, pero como historia terminó ahora supongo que tendré que morir y justo cuando trato de mejorar, el temor que hay guardado en mi corazón vuelve a salir. Aunque trate de alejarme vivo o muerto sé que estoy dispuesto a sentir dolor porque es lo único que siento, sólo dolor. ¿Recuerdas cómo éramos antes? Verdaderamente enamorados antes de que todo este desastre viniera y nos arruinara por completo. Nunca pensé que terminaría de esta manera…

Esta vida se siente como dolor, este estado de ánimo tolerante es en vano, alcanzando la oscuridad, el abandonarme me hizo mejor; bajo un cielo frío y oscuro. No necesito que estos ojos cansados me digan lo que sé que es real.

Así que aléjate de mí, quiero emprender este largo viaje solo y con la maleta vacía.



Compartir...
Share on Facebook7.5kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por



2 Responses to Un viaje sin destino

  1. julieta says:

    Así mismo me siento

  2. Veritho says:

    ¿Que soy una chica complicada?
    1⃣2⃣3⃣ mi nombre es meliss Verónica
    Tengo 23 años
    Madre soltera de un maravilloso bb
    Se llama Gerard…
    Ammm te gustaría saber más de mi toma un poco de nota sobre esto,
    Bueno… No diré: “Sí”, tampoco: “No”… Sólo me limitaré a decir que quizá te confundes, y no te culpo, tal vez yo también me asustaría con una chica distinta; alguien que no anda en este mundo esperando o tratando de cumplir tus expectativas, sino las mías. Quien no viste su cuerpo para provocar o atraer a los hombres o mujeres, sino quien se desenvuelve con una personalidad, para provocar sonrisas y atraer relaciones positivas. Sociable, a quien que le encanta conocer lugares y personas nuevas para vivir otras experiencias, compartir vivencias, apreciar otras perspectivas y ampliar sus panoramas y visiones.

    Soy una mujer independiente, que con la misma facilidad y disposición para ir de “shopping“, al café o a la estética, puede cargar el garrafón, ayudar a empujar un coche descompuesto, mover muebles, revisar los niveles del carro o palar escombro. A quien le fascina, admira y valora la caballerosidad, sin duda alguna, pero no precisamente espera que el hombre invariablemente le abra la puerta del coche, cargue su bolso, le acomode la silla al sentar o pague su cuenta.

    Quien no espera tener miles de hombres a sus pies, sino uno a su altura; quien no busca “esa persona” que la haga feliz, sino alguien con quien compartir su felicidad. Soy una mujer que disfruta de las cosas poco convencionales de la vida, me conquistan las cosas mas sencillas y los pequeños detalles, no busco regalos ni citas lujosas, ir a la playa de noche sentarnos sobre la arena bajo un cielo estrellado es una cita perfecta para mí; porque no me importa el lugar donde esté, pero sí con quién me encuentre.
    Soy una persona que ya no tiene la energía para las falsas amistades, interacciones forzadas o conversaciones innecesarias. Ya no tengo la paciencia para ciertas cosas o situaciones, y no porque sea una persona arrogante, sino que ya no estoy dispuesta a desperdiciar mi tiempo en relaciones enfermas, sin sentido o persona negativas; no suelo juzgar, porque creo en ese divino derecho ecuánime de ser y sentir con libertad.
    Soy una mujer que siente un tremendo horror por las injusticias y no tolera las mentiras, ni la falta de modales o educación general.

    Soy alguien quien tiene un profundo afecto por las conversaciones intelectuales y tiene la habilidad de simplemente sentarse a platicar sobre el amor, la vida, religión, política; sobre todo y nada. Soy una mujer que conoce la diferencia entre libertad y libertinaje, no me gustan los limites, sin embargo eso no me impide conocerlos. Quien piensa mucho pero dice muy poco, porque soy una mujer pacífica, pero la inquieta es mi mente.
    Soy una romántica empedernida con mente sucia, a quien no le importa cargar condones en su bolsillo porque disfruta del sexo tanto como cualquier otro placer de la vida o belleza natural. Quien ríe haciendo el amor y sonríe cuando llora. Porque intento ser fuerte en mis debilidades.
    Quien no se acompleja por cometer errores o haber tomado malas decisiones, porque soy totalmente libre y responsable de tomar decisiones, oportunidades, correr el riesgo y asumir las consecuencias. Quien no piensa que todos los hombres sean iguales, sino que uno suele atraer y buscar un mismo patrón o cualidades en un hombre. Quien no pierde la fe en la humanidad.

    Soy una mujer de mente abierta, que no le asusta nada; no le da miedo decir lo que siente. Ni piensa que sus creencias o conocimientos sean verdades absolutas; tampoco espera que siempre estén de acuerdo con lo dice, opina, piensa o cree, al contrario, valora el hecho de que se expresen contrapuntos coherentes y fundamentados.

    Bueno, simplemente soy una mujer que vive de tal manera; que aun en la ausencia, mi presencia se sienta.

    (Si a estas características le adjudicas el término: “Chica complicada“, llámame como desees)

Deja un comentario

Subir ↑