Tuve dos clases de hombres en mi vida…

0

Estaba el que juraba que le pertenecía, el que me proclamaba suya desde que me vio, el que me hizo pasar la más grande aventura; y estuvo el que se sabía comportar, el que mi familia quería y que me hacía ser mejor persona.

Tuve aquel sutil tipo de hombre, impecable de actos que desviaran su vida, con excelente vocabulario y una manera tan dulce de besarme. El que me protegía y se aseguraba de mi asistencia a clases, el que sobre todas las cosas yo era su prioridad. Fue aquél que me presentó a su familia y planeó que formara parte de ella, contempló hijos y tal vez apresuró a darme una que otra regla para nuestro futuro.

Segun-los-cientificos-realmente-existe-la-amistad-entre-el-hombre-y-la-mujer

Yo lo amé por indeciso, por nervioso y por tener un maravilloso corazón; lo amé porque me mantuvo cerca de él y enamorada cada día. Era el hombre detallista que llenaba de flores mi casa, el que jamás me gritó y con mucho cuidado se metía entre mis sábanas para adorarme.

Por otro lado  la vida me hizo toparme con otra clase de hombre, el que me ataba a sus brazos y  me sacaba de la rutina para hacerme sonreír, el que se arriesgaba a todo y me hacía su principal cómplice; ese hombre que tuve que pedirle que se calmara a la hora de hacer el amor, era tanto su deseo por que fuera suya, que no le importaba qué opinara, simplemente su locura de amor era grande y mi cuerpo su mejor medicina.

destacada_atractiva-cerebro-hombres

El que quería que disfrutara cada centímetro del mundo y cada instante de la vida, el que mi familia odió por ser tan imprudente Aquel hombre con el que estaba horas sin aburrirme, el que siempre me llevaba tarde a casa, el que me alejaba de todos para poder estar solos y cantarme al oído. El que me pedía que no me vistiera y besaba cada espacio de mi espalda.

Tuve dos clases de hombres en mi vida… Y a ambos he amado.