Ver su auto-destrucción, ver cómo su mundo se derrumba Tu auto-destrucción – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Publicado en febrero 15th, 2016 | by Vero Vilches

0

Tu auto-destrucción


Ver su auto-destrucción, ver cómo su mundo se derrumba por una persona que no le corresponde como ella quisiera. Ver cómo se encierra y todo gira alrededor de ese fantasma, ese fantasma creado por ella.

Una creación fabricada por su dependencia, por no sentirse sola, por sentirse amada. Sentirse tan importante para alguien como esa persona es para ella. Lo que no entiende es que eso no se puede crear, eso surge sin querer, surge cuando menos lo buscas, cuando menos te lo esperas, es lo bonito.

Es algo que no se elige, es algo involuntario, es magia que brota entre dos personas. Y es ahí cuando no reclamarás amor porque vendrá solo. Vendrá cuando lo grites en silencio, vendrá sin pedir nada a cambio. Sólo te pido que no supliques amor porque ese amor nunca será el que deseas, ni el que te hará feliz. Sólo te sumergirá en un pozo, sin fondo, de frustraciones y melancolía.

Vivir en tu mundo de incoherencias, de altibajos, de acciones que te hacen caer en lo absurdo. Un sinsentido de fantasías, de ideas inventadas, de relatos que concuerden con tu realidad. Y si paras, reflexionas, y te das cuenta de una vez, que estás perdiendo eso, eso que jamás regresará, tu tiempo. Tu tiempo que lo tratas como basura. Es lo más valioso que tenemos, por tanto, inviértelo para ser feliz, por favor, deja de malgastarlo, deja de usarlo para ser más desdichada. Deja de usarlo en la persona equivocada, en el fantasma que jamás llegará a ser lo que tú deseas.

Un cambio, un cambio es lo que necesitas, necesitas reinventarte; sueña, imagina, desea, y realízate, quiérete. No esperes que lo hagan por ti. No te abandones a la suerte de otras personas, coge las riendas de tu vida y dirígete hacia lo que te haga feliz. Sal de la oscuridad y guíate hacia la luz. Es un camino que debes recorrer sola, que debe llenarte y complacerte. Debes sentirte libre por una vez, y ver que por ti sola puedes llegar hasta donde te propongas.

Tú tienes que ser el centro de tu vida, dejar que lo demás gire alrededor tuyo. Tienes que dejar de vivir por y para esa persona, tener presente que tú eres lo primero y tienes que cuidarte y mimarte. Dejar de vivir la vida de los demás.

tumblr_lutiqf17q31r6xqbho1_500

Ser realista es la palabra, palabra que es dura, que puede escocer, que puede doler, pero que necesitas entender. A veces las cosas no salen como una quiere y por más que lo desees no volteará todo y se te encarará. Hay cuestiones que no sólo dependen de ti, aunque te esfuerces, aunque dediques todo el tiempo del mundo en que sea como lo anhelas. Los sentimientos es una de éstas.

No puedes engañar y engañarte, no puedes hacerle creer que todo anda bien y después te estés pudriendo lentamente por dentro. Cómo hacerte entender que eso no es justo ni para ti ni para nadie. En este caso se te puedes decir, que eres un lobo de piel de cordero. Te engañas creyendo que en este momento puedes tener una amistad. Te engañas en el momento que cada día te duele más, te duele cada desdén, cada paso que da que a ti no te gusta. Cuando te aferras a cualquier resbalón suyo, y eso te pesa más que el sufrimiento que pasaste ayer. Pero tienes que entender que es libre y que estás viviendo un cuento inventado por ti. Un cuento donde quieres que haya un final feliz, de “comieron perdices” y el final puede llegar a ser feliz, pero nunca será ese.

tumblr_mbu1ofdMoo1rzbc2io1_500_large

No puedes reclamar algo que no te pertenece, y es lo que haces sin darte cuenta. A veces por más que quieras algo, por más que insistas, lo que recibirás es todo lo contrario, rechazo. Y si pruebas en dejarte querer, en que te den para tú dar…

Quieres que el tiempo haga su función y acabe la herida sanando, que el viento tape con arena ese pozo, pero si cada día lo limpias y cuidas, nunca dejarás que se cubra. Si sigues alimentando a la bestia nunca morirá.

Está claro que somos egoístas por naturaleza, todos lo somos, algunos con más intención que otros, pero lo hacemos por acallar las necesidades que nos inundan.

Pero después de toda esta reflexión, hay una cosa que no llego a entender: ¿Por qué seguir dando los mismos pasos que día tras día te hacen daño? ¿Dónde quedas tú? ¿Dónde quedan tus necesidades?

¿Te has sentido reflejado/a?




Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑