Tipos de temperamento ¿Cuál es el tuyo?

0

Siempre he tenido la curiosidad de porqué hay personas más sensibles (o lo que gustes) que otras; evidentemente todas las personas somos muy diferentes entre sí, desde el aspecto físico hasta la mentalidad que manejamos a lo largo de nuestras vidas. Claro está que lo podemos definir como la personalidad única de cada quién.  Pero debe haber una explicación más allá para esto.

Partiendo de la duda y la creencia de que todo tiene una explicación, me puse a investigar un poco acerca de la personalidad, lo cual me llevo al tema del temperamento y carácter.

Para formar la personalidad el carácter cumple un importante rol ya que éste es una marca particular sobre la manera de ser de la persona así como de su conducta, todo esto va aunado a las experiencias y modo de vivir de la persona, por lo que el carácter se presume puede irse modificando mediante lo vivido. Está relacionado y condicionado por el temperamento que en mi punto de vista es el que juega el papel primordial de la personalidad, este viene ya por disposición biológica y genética en cada ser humano, sin embargo también en éste influye el ambiente familiar y la cultura.

El carácter se dice que puede modificarse, pero el temperamento no por estar determinado de manera genética, más relacionado con el sistema nervioso.

Hipócrates comenzó a realizar la clasificación del temperamento y lo hizo de la siguiente manera:

Temperamento Sanguíneo: Estas personas son gente vivaz y alegre. Tiene una alta sensibilidad y por lo general son personas extrovertidas.  No les gusta la soledad, suelen ser muy seguros de sí mismos o al menos aparentan más seguridad de la que en realidad poseen. Sus decisiones son tomadas basándome más en los sentimientos que en la reflexión.

Sus desventajas podrían ser la falta de disciplina, tener una voluntad débil, la desorganización, les gusta estar siempre en movimiento, no les gusta mirar atrás ni adelante, buscan vivir el momento.

Consejos-para-combatir-la-ira

Temperamento colérico: Son personas rápidas y activas en sus decisiones. Suelen ser independientes y extrovertidos, pero menos que los sanguíneos. Les gusta mantener la mente ocupada y estar siempre realizando alguna actividad. Tienen determinación para vencer cualquier obstáculo, las adversidades son un aliento, adoran la productividad, el liderazgo y la motivación. Prefieren las cosas productivas a las artísticas.

Sus desventajas podrían ser la hostilidad que demuestran, la explosividad con la que a veces reaccionan. No se preocupan mucho por los problemas de los demás, son insensibles, crueles, cortantes, les disgustan las lágrimas y utilizan el sarcasmo a menudo.

Temperamento Melancólico: Personas muy sensibles emocionalmente, introvertidas pero esto no quiere decir que no puedan actuar de manera extrovertida. Quienes poseen este temperamento se dice que por lo general tiene un nivel de inteligencia más alto, así como disfrutan mejor que nadie del arte. Son personas muy perfeccionistas, analíticas, fieles, buenos amigos, muy críticos,  auto disciplinado, entregados.

Sus debilidades es que suelen caer mucho en la depresión, son más pesimistas que la mayoría, tienen conflicto para emprender algo por sí mismos. Se comparan con los demás, son egocéntricos, rencorosos, con estados de ánimo cambiantes muy marcados, ya que suelen ir de un estado de ánimo a otro. Pueden convertirse en personas muy peligrosas si no saben controlar sus impulsos.

Temperamento Flemático: Seres tranquilos, guardan la compostura, nunca se enfadan, suelen ser personas apáticas. Evitan comprometerse, parece que nunca se alteran, experimentan muchas emociones pero no lo demuestran a las demás personas, tiene un sentido del humor natural. Poseen un buen corazón, son compasivos y rara vez demuestran sus sentimientos.

Sus debilidades de los flemáticos es que pueden ser muy ociosos y lentos, ya que carecen de ambición. Utilizan el dolor como escudo, pueden ser muy sensibles, son personas avariciosas referente al dinero, tercas, indecisas y temerosas.

El poder identificar nuestro tipo de temperamento, puede lograr hacernos entender el porqué somos como somos y así mismo aceptar que algunas cosas de nuestra personalidad no van a cambiar. En muchos casos las personas se sienten identificadas con más de un temperamento.

Entonces, ¿cuál es tu temperamento?