Te vuelves inmortal para mí…

0
34

Anoche me entró una curiosidad…

¿Serás consciente de que todo lo que últimamente escribo lleva tu nombre?

En letras pequeñas, escondido entre líneas. Pero ahí estas siempre presente.

Hace ya un par de meses que decidí dejar de enviarte cartas. Dejar de arrojarme a mí misma al pozo donde siempre buscaba rescatar tu corazón.

Hace ya un par de meses que me rendí…

Y tal vez tú te preguntes, porque ya no has recibido más poemas míos. O tal vez y esto lo veo más creíble. Ni cuenta te has dado de que ya no te escribo.

Pienso más en eso, en que ya no necesitas mis poemas para sentirte querido. Y es que en realidad, nunca los necesitaste. Te sobrabas tú y unas cuantas mujeres que se lanzaban al vacío por ti en cuanto lo pidieras, porque yo ya no lo hacía.

Te sobrabas tú y todo tu  amor propio.

 Yo sé, o al menos eso creo.

Que cuando escribo esto, ni por curiosidad asomas tu rostro, a estas líneas.

Sé que te puede el miedo, el miedo de darte cuenta que hay alguien que te ama al mismo nivel que te amas a ti mismo.

Alguien, que sí estaba dispuesta a darlo todo por ti.

Alguien que se arriesgó a perder lo poco de orgullo que le quedaba por no perderte a ti.

Alguien que decidió que volverte inmortal, al describirte en poemas, no era una pérdida de tiempo.

Y ahí estás, volviéndote inmortal en textos… Y en mis recuerdos.