Síguenos en Facebook:


Calidad de vida

Publicado en julio 6th, 2016 | by Maria

0

Te quiere, mamá

Querido e inesperado bebé.
Llegaste de la misma manera en la que te fuiste, por sorpresa. Hace ya cuatro meses que no te tengo en mí y poco a poco me hundo, dándome cuenta de lo que te quiero aun no teniéndote y sabiendo que no volverás.

Por más que me cueste y me duela, sé que debo decirte adiós, dejar de sufrir y de torturarme. Que me despida no significa que te olvide, eso jamas, todo esto ha marcado un antes y un después en mi vida y debo afrontarlo con las pocas fuerzas que me quedan. Tengo y necesito volver a ser yo misma y ser feliz.
Mi pequeño trocito, con tan poquito tiempo que tenias, para mí eras mucho, aunque fueras una bolita pequeñita fuera del lugar donde debías estar.  Te quise desde el primer momento, el miedo no ganaba en esta ocasión. Eras mío, sólo me pertenecías a mí.
large-8
Todo esto conllevó a que me creara falsas ilusiones, ya sabía cómo te hubiera llamado, de ser niño tu padre tenía más que claro el nombre y de ser niña ya sabía de sobra cómo quería llamarte por el resto de mi vida. También fantaseaba con tu aspecto, rubio y de ojos verdes como papá, o morena y ojos oscuros como mamá. Incluso alguna mezcla de ambos.
¿Sabes?… legué al punto de imaginarte jugando con papá al fútbol, cosa que ama muchísimo, y hasta de llevarte conmigo a verle jugar.
Sólo espero que algún día en un futuro no muy lejano, todo esto se haga realidad. Me duele saber que no te tendré entre mis brazos, pero has sido mi oportunidad de ser más fuerte que nunca y luchar, aunque no quiera nada de lo ocurrido siempre te recordaré y serás el pequeño trocito que me falta.
Te quiere, mamá.


Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑