Ya te perdí una vez, ¿por qué ahora me consume el miedo de volver..." /> Te perdí… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en enero 9th, 2016 | by Ady Mascorro

0

Te perdí…

Ya te perdí una vez, ¿por qué ahora me consume el miedo de volverlo a hacer?, ya sé que puedo vivir sin ti, pero no quiero; ya te conocí, fuiste parte de mi vida y te fuiste, saliste de mi vida como si dejaras de existir, como si nunca me hubieras dicho “te quiero”, como si nunca me hubieras besado, como si nunca me hubieras sonrojado, como si nunca hubiera soñado contigo y sí, superé mi miedo a perderte, ese constante miedo que me tenía paralizada, lo superé.

Lo superé dejándote ir y desapareciste de mi vida, como la humedad, como un sueño extraño que jamás volvería a tener, pero te seguí soñando, te seguí extrañando, te anhelaba, no me enamoré, pero te volviste parte de mis días, de mis notificaciones en el celular, de mis pensamientos, te fuiste metiendo en mis sueños, en mis sonrisas, en mis lágrimas; a tal grado que se fue formando un hueco en mí, un hueco de saber que no eras mío, que tus pensamientos y sueños eran de otra persona, que no podía tenerte completamente para mí.

Saber que al acercarme, al quererte, sólo estaba haciendo más difícil que la dejaras ir, que sólo te estaba alejando más de mí y mi miedo crecía, por eso decidí sacarte de raíz, decidí dejarte libre, decidí ser libre del miedo a perderte, y dejarte ir, sabiendo que no volverías, sabiendo que no me extrañarías, sino que al pensar en mis besos, en mis caricias, en mi cariño, la recordarías a ella; yo sabía que yo no merecía querer a alguien que no me pudiera querer, cuyo corazón estuviera ocupado, ni tú merecías estar con alguien y no poder estar completamente.

Te perdí, te dejé ir, te extrañé, te lloré y después de un tiempo ya no dolías, después de un tiempo supe que habías sido una historia tan bonita, tan diferente, tan rápida, que tuvo que terminar pronto, que si dejábamos que continuara, no tendríamos los hermosos recuerdos que me atormentaban en sueños. Duró lo que tenía que durar, lo suficiente y ya no dolías,ya te recordaba y sonreía, ya no te necesitaba, creía que ya te tenía superado, que jamás me harías falta, ya estaba completa de nuevo; feliz sola, sin ti, sin hablar contigo, sin verte, sin escuchar sobre, sin llorarte, sin extrañarte, sin anhelar que me quisieras.

tumblr_lg7p7jf4EV1qf4jodo1_400_large

Entonces regresaste, regresaste cuando yo estaba lista para estar sola, cuando yo estaba feliz, sin ti, entonces me di cuenta que podía ser feliz sin ti, que era feliz, ya no quería malgastar más lo bonito, no quería desgastar más esa no-relación que tuvimos. Tuve miedo después de ese tiempo sola, tuve miedo de dejarte entrar de nuevo, de darte el poder de lastimarme como lo hiciste la primera vez, de que la caída fuera peor, pero me abrazaste y ¿sabes qué recordé?, que ya te había perdido una vez y sobreviví, que por ti había aprendido a estar bien sola y que te extrañaba.

Que si tú estabas listo, yo también lo estaría, recordé que pude estar sin ti, pero en ese momento decidí estar contigo, decidí darte una oportunidad de destruirme, sabiendo que podría recuperarme si lo hacías, pero con la esperanza de que fuera diferente, de que esta vez pudieras ser mío completamente, de no quedarme con las ganas, de intentar conquistarte cada día y dejarme conquistar; de quererte, de pelear, de besarte y de ver qué pasaba, porque en ese momento decidí que valía más la pena arriesgarme a sufrir un poco más, decidí no volver a dormir preguntándome si pudo ser mejor, si pude ser inolvidable para ti, si pude haberte enamorado, si pudo haber durado…

Porque en ese momento supe que te quería más de lo que pensaba.



Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio