Dejar atrás el miedo al qué dirán, a desentonar...." /> Sin miedo al qué dirán… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Publicado en marzo 22nd, 2016 | by Vero Vilches

0

Sin miedo al qué dirán…


Dejar atrás el miedo al qué dirán, a desentonar. Que te importe poco lo que opinen de ti, lo importante eres tú y tu felicidad. Sin complejos, sin sentirte incómodo por ser como eres. Si te miran, mírales tú, que se den cuenta que no es agradable sentirse observado.

Si todos fuéramos calcomanías sería todo de lo más aburrido. Me gustan y prefiero las personas que luchan por ser lo que quieran ser, aunque no esté dentro de lo “normal”. Las que hacen lo que les apetece sin el miedo a los prejuicios, sin pensar en que se salen de lo común y si lo piensan que les dé absolutamente igual.

Si todos hiciéramos lo socialmente correcto, si todos nos oprimiéramos y reprimiéramos por la presión social perderíamos muchas personas genuinas e interesantes. Vive fuera de lo habitual, exprésate como lo sientes, no escuches al rebaño, no lo sigas, piérdete. Escúchate a ti y satisface tus necesidades sin miedo al rechazo, sin miedo a no ser uno más. Sé tú y sé feliz siéndolo, pienso que sólo así puedes serlo.

Haz oídos sordos a los que te quieren cambiar, todos seriamos más felices si cada uno de nosotros nos aplicáramos lo de “vive y deja vivir”. Haz que te quieran por cómo eres, no por cómo quieren que seas. No pierdas tu esencia, explótala. No dejes de ser especial, seguro que te hace único y maravilloso. Haz que se te vea de colores entre esa masa de gente que sólo entiende de grises y negros. Destaca y siéntete orgulloso de ello, yo no me quiero perder tu talento, no lo desaproveches.

Quien no se pare a conocerte por ser como realmente eres, tenlo claro, él se lo pierde. Las consecuencias de tener prejuicios pueden llevarte a no descubrir a quién llegue a hacerte muy feliz, piénsalo y corrígelo, estás a tiempo.

No temas, quien te quiera lo hará tal y como eres, alguien que realmente lo hace no te hará cambiar. Encántate y no te avergüences por ser el “bicho raro”, seguramente tengas más valores, más principios y más personalidad que los que piensan eso de ti.

Apostemos por la variedad, quédate con la grandeza de las minorías.




Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑